Última hora
This content is not available in your region

Con un proyecto de 15 000 millones de USD, Arabia Saudita quiere crear oportunidades de inversión

Por Royal Commission for AlUla (RCU)
Centro de interpretación de Jabal Ikmah
Centro de interpretación de Jabal Ikmah   -   Derechos de autor  Royal Commission for AlUla (RCU)
Tamaño de texto Aa Aa

Una región de gran importancia histórica y natural situada en el noroeste del país constituye el foco central de un ambicioso proyecto de desarrollo. AlUla, una extensa área de formaciones rocosas de arenisca y valles frondosos, contiene algunas de las atracciones más espectaculares del mundo, incluyendo monumentos milenarios.

Su proyecto de regeneración de 15 000 millones de USD, patrocinado por el «plan maestro del viaje en el tiempo» (Journey Through Time Masterplan) ofrece excelentes oportunidades de inversiones responsables mediante asociaciones público-privadas.

Para reducir el riesgo de las inversiones de los futuros socios, el gobierno ya ha aportado 2000 de esos 15 000 millones de USD. Esa cantidad inicial se ha invertido en proyectos de desarrollo esenciales, incluyendo la expansión del Aeropuerto Internacional de AlUla, la creación de centros turísticos clave como el auditorio polivalente Maraya o el complejo Ashar, y la mejora de la infraestructura de la región.

«Con un valor total de desarrollo estimado en más de 15 000 millones de USD, el plan maestro del viaje en el tiempo es una oportunidad importante para mostrar todo el potencial de AlUla. Al reducir el riesgo para los inversores con nuestra inversión inicial de 2000 millones de USD y la creación de un sólido marco de gobernanza, ofrecemos una plataforma para el desarrollo responsable y sostenible a fin de regenerar una región única que incluye un sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO», ha declarado Amr AlMadani, director ejecutivo de la Comisión Real de AlUla (RCU).

© Royal Commission for AlUla (RCU)
Distrito nabateo – Museo de Hegra© Royal Commission for AlUla (RCU)

La fascinante región de AlUla

Las personas que han participado en el proyecto describen AlUla como «el museo vivo más grande del mundo», un decorado cinematográfico de 22 000 km² con monumentos milenarios que se erigen en la arena.

Para facilitar las visitas turísticas, el «plan maestro del viaje en el tiempo» ha dividido las atracciones culturales y naturales de la región en cinco distritos conectados por un cauce fluvial convertido en vía verde: el «Wadi de la hospitalidad».

El primer distrito es el casco antiguo de AlUla, un misterioso laberinto de callejuelas y edificios centenarios de adobe en las proximidades de los frondosos jardines del oasis restaurado.

En el otro extremo está el quinto distrito: Hegra, el primer sitio de Arabia Saudita declarado Patrimonio Universal por la UNESCO. Hegra fue la segunda ciudad más importante del Reino nabateo, después de Petra.

Situada en la encrucijada de las antiguas rutas de la seda y del incienso, Hegra fue en su día un próspero enclave comercial, una prosperidad que se refleja en las elaboradas fachadas de sus más de 110 tumbas monumentales.

Entre Hegra y el casco antiguo de AlUla, los visitantes podrán disfrutar de diferentes atracciones arqueológicas y culturales, además de 15 galerías y museos de construcción reciente. Les recomendamos que no se pierdan la «biblioteca al aire libre» de Jabal Ikmah, cuyos muros de piedra están cubiertos de petroglifos que recogen mensajes y pensamientos en lenguas antiguas.

Hay también magníficas construcciones modernas que contrastan con la naturaleza que las rodea a la vez que se funden con ella en perfecta armonía, tales como el auditorio de espejos Maraya Concert Hall y el complejo de tiendas de campaña de Ashar.

© Royal Commission for AlUla (RCU)
El Oasis cultural© Royal Commission for AlUla (RCU)

Preservar el legado y generar crecimiento económico al mismo tiempo

Presentado por su alteza real, el príncipe de la Corona Mohammed bin Salman, el proyecto del «viaje en el tiempo» forma parte de la Visión 2030 de Arabia Saudita. Con esta transformación nacional, el país se abrirá al mundo para alcanzar nuevos niveles de diversificación económica y crear nuevas oportunidades de crecimiento e inversión.

En el marco de este plan, en 2017 se creó la RCU para desarrollar AlUla como una región de extraordinaria importancia natural y cultural. La estrategia a largo plazo de la comisión presenta un enfoque de desarrollo responsable, sostenible y respetuoso, con el fin de convertir AlUla en una región que, además de ser un destino turístico atractivo, sea un buen sitio en el que vivir y trabajar.

Existen múltiples oportunidades de inversión en distintos sectores: proyectos culturales, infraestructura social, servicios públicos, transporte, hostelería, comercio y proyectos residenciales.

Gracias a una sólida industria del turismo, para 2035 habrá un total de 9400 habitaciones —incluidas las 5000 que se mencionan en el plan maestro del «viaje en el tiempo»— repartidas entre hoteles, complejos de turismo ecológico, lodges de lujo y «granjas» labradas en las rocas de arenisca. Las marcas de lujo globales Accor/Banyan Tree, Aman y Habitas ya han colaborado con la RCU, y una propiedad única diseñada por la firma líder de arquitectura Atelier Jean Nouvel revivirá el legado arquitectónico de 2000 años del Reino nabateo.

© Royal Commission for AlUla (RCU)
El tranvía-experiencia de bajas emisiones de carbono de AlUla© Royal Commission for AlUla (RCU)

Los criterios medioambientales guían cada paso

Uno de los pilares fundamentales de la Visión 2030 es el compromiso con la creación de una economía circular y la disminución de las emisiones de carbono.

«Con 3200 millones de USD reservados para infraestructura primaria prioritaria, el desarrollo de AlUla se basará en la construcción de cimientos sólidos y en la protección de los activos culturales y patrimoniales de AlUla», ha señalado Amr Almadani.

Esta inversión clave para potenciar el futuro de AlUla como destino de desarrollo sostenible incluye un tranvía de 46 km de bajas emisiones de carbono (22 km en la primera fase); el incremento de la capacidad de energía limpia (al menos el 50 % de la demanda se generará a través de energías renovables para 2035); el aumento de la capacidad de agua potable con un sistema de abastecimiento de agua centralizado y actualizado que incluye un nuevo suministro de agua desalinizada y un programa a medida de conservación de agua; y la mejora de la capacidad de aguas residuales mediante la actualización de la planta de tratamiento de Mughayra.

Con este fin, la estrategia de desarrollo está guiada por la Carta de Sostenibilidad de AlUla, que sienta las bases de una estrategia de neutralidad de carbono y los principios de una economía circular. La Carta también detalla las políticas para la preservación de sitios patrimoniales y áreas sensibles desde el punto de vista medioambiental, así como la mejora de la gestión del agua y las inundaciones.

El plan maestro cumple con las directivas de la Iniciativa Verde Saudita y contribuirá al crecimiento de los espacios verdes y abiertos de AlUla hasta 10 millones de metros cuadrados, con un enfoque importante en el aumento de la biodiversidad.

«La inversión responsable ofrece oportunidades sólidas de negocios e inversiones rentables, a la vez que ayuda a abordar problemas sociales y ambientales urgentes», añadió Amr Almadani, CEO de la RCU. «Para nuestros socios de todo el mundo, esta es una oportunidad de participar en una nueva fase de crecimiento medioambiental, social y económico».

Para obtener más información sobre las inversiones en AlUla, visite: https://ucl.rcu.gov.sa/en/investment