This content is not available in your region

Natalie Lankester o la amazona que pretende enorgullecer a los emiratíes en los Juegos Asiáticos

euronews_icons_loading
Natalie Lankester o la amazona que pretende enorgullecer a los emiratíes en los Juegos Asiáticos
Derechos de autor  euronews   -   Credit: Dubai
Por Gorkem Sifael & Euronews

Natalie Lankester es una amazona profesional de doma clásica que representará a los Emiratos Árabes Unidos en los Juegos Asiáticos en septiembre de 2022. Originaria del Reino Unido, Natalie desarrolló su amor por los caballos a una edad temprana gracias a su abuela, que también era amazona de la modalidad de doma. "Una vez que consigues una conexión con un caballo, permanece en tu interior", declara Natalie. Sin embargo, con el paso de los años se centró más en su educación, en detrimento de la doma, que se convirtió en un pasatiempo. Fue así, hasta que se mudó a Dubái en 2010.

"Me sentía atraída. No podía ver caballos en la televisión y no sentir algo", cuenta a Euronews.

En 2014, adquirió su primer caballo en Dubái, un ejemplar que había competido en carreras. "Él me hizo entrar en el mundo del deporte aquí, y estoy muy agradecida por ello", añade. Con el tiempo, Natalie conoció a su marido, Rashid, que había ganado una medalla de plata para los Emiratos Árabes Unidos en los Juegos Asiáticos de 2010, en la competición de salto de obstáculos. "Aunque compartimos la misma pasión, estamos en modalidades diferentes, por lo que podemos disfrutar juntos del entorno y del periplo sin ser competidores directos", señala.

Natalie fue progresando en su carrera y con la ayuda de sus caballos Allie y Viva superó sus primeras temporadas en los Emiratos Árabes Unidos. "Estaba entrenando, mejorando y evolucionando con los caballos. Y, entonces, a mi marido le diagnosticaron leucemia", relata a Euronews.

En los momentos de incertidumbre y preocupación, Natalie encontró serenidad con sus caballos, que le proporcionaron la ‘calma y el positivismo’ que necesitaba para "librar las batallas del día" al lado de su marido. "Fue en ese momento cuando aprecié realmente la relación que tengo con los caballos. Son capaces de conectar conmigo y de hacer que mantenga los pies en la tierra", explica.

Después de que Rashid respondiera bien a sus tratamientos, Natalie volvió a las competiciones, con sus caballos Echo y Fürst Dance DXB, y consiguió una plaza en el equipo de los Emiratos Árabes Unidos para los Juegos Asiáticos de 2022.

"Estoy muy orgullosa de llamar a Dubái ‘mi hogar’. Estoy orgullosa de formar parte del desarrollo del mundo de la doma clásica aquí, y espero hacer algo de lo que todo el mundo se sienta orgulloso", concluye Natalie Lankester.