This content is not available in your region

Claves de la economía islámica de Dubái

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Claves de la economía islámica de Dubái
Derechos de autor  euronews   -   Credit: Dubai - Courtesy of Islamic Banking in the UAE

A medida que los Emiratos Árabes Unidos se convierte en la tercera economía islámica mayor del mundo, Dubai se esfuerza por convertirse en la capital del centro regional.

Hay un gran crecimiento en la industria, desde los servicios financieros islámicos hasta la comida halal, la ropa modesta y el arte y la cultura.

Valorada en más de 1,7 billones de euros, la economía islámica es un gran negocio y Dubai se está posicionando como una capital regional. Hablamos con líderes empresariales que son distribuidores de alimentos halal y un modesto diseñador de moda por sus pensamientos.

Los Emiratos han sido clasificados entre los tres principales países de economía islámica del mundo, según los informes del estado de Economía Islámica Global de 2020. Malasia está en cabeza, seguida de Arabia Saudñi. En pocas palabras, la economía islámica es una categoría de negocios, finanzas e inversiones que cumplen con los principios y valores islámicos.

El Centro Financiero Internacional de Dubái. Es el centro comercial y el ancla de la región. Es donde las dos economías se sientan una al lado de la otra. Nos centramos en la economía islámica, que tiene tres áreas clave. Uno son las finanzas islámicas. También hay productos halal y actividades islámicas que abarcan las artes, el turismo y la moda.

En 2019, se invirtieron 2,4 billones de euros en activos financieros islámicos. Mil novecientos millones de musulmanes en todo el mundo gastaron más de siete billones de euros en la economía islámica, siendo los sectores de comida halal, moda y medios de comunicación los tres sectores principales. Fundado en 2013, el Centro de Desarrollo de la Economía Islámica de Dubái se estableció para transformar Dubái en la capital de la economía islámica.

Abdulá Mohamed Al Awar es director ejecutivo del Centro Internacional Financiero de Dubai autor de un anuario que define la situación económica: "Lo que este informe proporciona es en realidad un recurso. Y en términos de cuáles son las inversiones clave en los distintos sectores de la economía islámica, ¿cuánto gastaron realmente los consumidores en los productos y servicios que componen la economía islámica? Así que es una muy buena fuente para que empresas y gobiernos localicen dónde está la tendencia".

Hoy, Dubái lidera el mundo en términos de valor de los bonos. Los bonos islámicos cotizan en el mercado. Se emiten certificados conforme a la sharia para financiar muchas de las iniciativas que ayudarán a la recuperación.

Un informe de investigación de mercado de Techsci de 2018 estimó que el mercado de alimentos y bebidas halal de los Emiratos superará los 4,6 billones de euros en 2022. Una población musulmana en aumento, un ingreso per cápita creciente y un comercio electrónico en desarrollo son algunos de los principales factores que impulsan la demanda.

Otro elemento es la creciente aceptación de la comida halal entre los no musulmanes. En Prarie Halal Foods, siguen las estrictas regulaciones religiosas con respecto a las comidas y bebidas halal.

Su director es Wahid Kandil, gerente general, Prairie Halal Foods: "Vamos a todo tipo de restaurantes, obviamente restaurantes de muy alta gama. Los consumidores, la mayoría de ellos, o algunos de ellos no son musulmanes, realmente no es algo que les importe. Pero podemos atender esto".

En Dubai una población musulmana relativamente joven y de rápido crecimiento recalca su huella islámica en el mercado hacia productos tan variados como alimentación, banca y finanzas, que se extienden hasta la moda, los cosméticos, los viajes y el cuidado de la salud. La industria de la confección ha visto crecer su popularidad más allá de los límites de la región.

Amal Murad, diseñadora de moda explica la situación de los diseños del mundo árabe:_ "Recibo muchas consultas de muchas regiones, de musulmanes en Europa e incluso tengo amigos no musulmanes a quienes les gusta usar mi ropa, no solo cuando vienen a visitarnos aquí, sino incluso en casa"._

La economía islámica se enfoca en cómo les irá después de la Covid 19. El informe del estado de la economía islámica global prevé para 2021, que el PIB y el empleo no solo se habrán recuperado, sino que veremos que el crecimiento estará en niveles prepandémicos. Cuentan con que las economías desarrolladas, que fueron las más afectadas, se recuperarán rápidamente y comenzarán a superar a los mercados emergentes y al crecimiento global en general.

Con la economía islámica global valorada en más de dos billones de dólares, Dubai reclama su parte de este pastel tan lucrativo.

________________

Pueden ver el programa completo en el vídeo de la parte superior de esta página.