This content is not available in your region

Los piratas ya no abordan los yates de lujo para robar, jaquean su ciberseguridad

Access to the comments Comentarios
Por Evan Bourke  & Euronews en español
euronews_icons_loading
Sci-tech
Sci-tech   -   Derechos de autor  euronews   -   Credit: Dubai

Los yates de lujo combaten los ciberataques anónimos de una nueva clase de piratas, mientras los barcos propulsados por hidrógeno están en camino de remplazar los combustibles fósiles. Estos y otros temas fueron debatidos en la 28ª edición del Salón Náutico Internacional de Dubái.

Más de 800 empresas del sector

De regreso por primera vez desde el comienzo de la pandemia de COVID, esta muestra es una cita imprescindible en el calendario anual de los fabricantes de barcos de lujo. Más de 800 empresas de más de 50 países se valen de este evento como plataforma para exponer sus últimos productos.

Una de ellas es Sunreef Yachts de Polonia, que ha presentado su Sunreef Eco 80.

 Tras sufrir los retrasos provocados por la crisis de transporte marítimo mundial, este modelo llegó elegantemente tarde al evento con su muestra de paneles solares. El diseño ecologista consigue que el yate sea autónomo a la hora de repostar.

No hay normativa ecológica para los motores de barcos

Mientras la venta de coches eléctricos sube como la espuma, esperábamos una tendencia similar adaptada a los mares. En este sentido, el fundador y presidente de Sunreef Yachts, Francis Lapp, nos ha explicado que el nivel de adopción de combustibles renovables no ha sido el mismo en el agua que en las carreteras. "Los Gobiernos en Europa y en el mundo trabajan en los coches, no en los barcos. Actualmente, no existe regulación sobre los motores en el mar".

Una compañía que expande los límites de la hibridación es Seabubbles, con su embarcación futurista. Combina la energía del hidrógeno y de las baterías para reducir los tiempos de repostaje a solo unos minutos, cuando los barcos de dimensiones similares antes necesitaban de cinco a seis horas para hacerlo.

Utilizando una física similar a la de las alas de los aviones, el Seabubble emplea hidroplanos para crear una sustentación que lo eleva por encima de la superficie del agua. Los hidroplanos reducen la resistencia, lo que disminuye la energía necesaria para mover la embarcación.

Los nuevos piratas de los yates de lujo

La mayoría de las embarcaciones cuentan con tecnología avanzada, desde GPS y sistemas de navegación a los sistemas de información y visualización de cartas electrónicas (ECDIS).

La llegada de esta nueva tecnología ha llevado a los superyates a aguas procelosas con la aparición de un nuevo tipo de piratas.

Poseer un superyate es un lujo que solo se puede permitir la élite económica mundial, debido al exorbitante coste de comprar y mantener uno. Los superyates de alta tecnología con propietarios ricos crean la combinación perfecta para abrir el apetito de piratas deseosos de dinero y emociones.

Los piratas tradicionales navegarían bajo bandera de calavera cruzada por huesos provistos de gancho a modo de mano y de parche en el ojo. En cambio, ahora un pirata puede secuestrar un barco sin despeinarse desde la comodidad del café de moda.

El experto en ciberseguridad Naveen Hemanna explica cómo el aumento de la banca digital y las criptomonedas ayuda a impulsar este tipo de delito. Ha contado a Euronews: "Los piratas no necesitan estar en el barco. Es todo una guerra virtual, que se desarrolla porque tu riqueza no es solo física. Es virtual, no tienes necesidad de tener presencia física para llevarse el dinero".

Las amenazas a los yates se han incrementado desde el comienzo de la pandemia. Por otro lado, el futuro de las embarcaciones es cada vez más sostenible y respetuoso con las aguas por las que navegan.

Para más información, visita la página Destination Dubai en Euronews.com.