This content is not available in your region

La ardua tarea del 'buscador de perlas' en los Emiratos Árabes Unidos

euronews_icons_loading
La ardua tarea del 'buscador de perlas' en los Emiratos Árabes Unidos
Derechos de autor  euronews   -   Credit: Dubai
Por Evan Bourke
Tamaño de texto Aa Aa

Hace más de 7 000 años, apenas unos pocos valientes decidieron establecerse en un paisaje agreste pero, al mismo tiempo, hipnotizante. En el fondo marino de esta península arábiga, había una recompensa, un tesoro escondido: la escurridiza perla. Evan Bourke, reportero de Euronews, se encuentra con el excomandante Ali al Suwaidi, frente a la costa de Dubái, en un barco tradicional destinado a la búsqueda de perlas. Ali, su padre y su abuelo han sido buscadores de perlas. ¿Qué importancia tiene, para usted, mantener viva esa tradición?, pregunta el periodista.

©
Euronews©

"Para mí, es muy importante mantener esta tradición porque quiero transmitírsela a las nuevas generaciones. Y quiero que conozcan cómo sufrieron nuestros abuelos y nuestros padres con este trabajo tan difícil, especialmente, por lo que supone bucear y descender a unos 20 o 30 metros de profundidad. Antes, en Dubái, teníamos 400 barcos y se iban durante tres meses para hacer inmersiones", reponde el excomandante Ali al Suwaidi, miembro del Grupo Ambiental Marino de los Emiratos Árabes Unidos.

"La mayoría de ellos pasaban en el mar un período de tres meses. Así es como obtenían dinero y como cuidaban de su familia. Esta es la única manera de hacerlo en Dubái. Por eso, muchos van a bucear y buscar perlas", añade.

©
Euronews©

Ali al Suwaidi explica para qué se utilizan determinados artilugios en la búsqueda de perlas. "Lo que llamamos 'al hessa' (rocas), se utiliza para sumergirse. Se ponen los pies en el interior y se sostiene. Una cuerda, que está hecha con partes de una palmera deber ser recogida con una especie de remo de madera que se conoce con el nombre de 'al mejdaf'. Cuando se descienden varios metros, en el agua, se suelta. Luego, hay que colgarse, del cuello, una especie de red. Nos servirá para colocar las ostras en ella", nos muestra el excomandante.

Para salir del agua, se da un tirón a la cuerda y una de las personas, a bordo de la embarcación que supervisa nuestra labor, tira de ella para ayudarnos a ascender a la superficie.

©
Euronews©

Tras las instrucciones finales, Evan Bourke se tapa la nariz y comienza su aventura; se sumerge en busca de perlas. Ali al Suwaidi bromea con las ostras que ha logrado reunir el reportero y le enseña en qué parte del molusco puede encontrar las 'preciadas' perlas. Además, le muestra cómo debe abrir las ostras y le explica que se clasifican en función del tamaño con la ayuda de una especie de filtro que se conoce como 'al Touas'. El valor de una perla depende de su tamaño y de su color. Cuanto más grandes y más rosas sean, perlas que se identifican como 'G1', mayor será su valor.

©
Euronews©

El reportero no es capaz de imaginarse la ardua tarea de quienes buscaban perlas y que, durante una campaña de tres meses, debían sumergirse unas 300 veces cada día para tratar de encontrar el preciado tesoro que esconden los fondos marinos.

©
Euronews©

Su primera experiencia como 'buscador' le ha parecido fantástica. Gracias a los expertos consejos del excomandante Ali al Suwaidi, ha encontrado cuatro perlas. No está nada mal pero, como asegura, aún queda mucho trabajo por hacer y un largo camino que recorrer para emular a los 'buscadores profesionales'.