Última hora

Última hora

#20D El Turrón, antídoto de la crisis del consumo

En el pueblo de Xixona, cerca de la costa mediterránea, unas dos mil personas viven directa o indirectamente de la fabricación de turrones. La

Leyendo ahora:

#20D El Turrón, antídoto de la crisis del consumo

Tamaño de texto Aa Aa

En el pueblo de Xixona, cerca de la costa mediterránea, unas dos mil personas viven directa o indirectamente de la fabricación de turrones.

La veintena de empresas familiares y centenarias han resistido los peores años de la crisis y ahora se internacionalizan y diversifican hacia otros productos y otras épocas que no sea el invierno. Aunque algunos nombres van ligados íntimamente a los recuerdos de Navidad en este país.

Vicenç Batalla, euronews:
“Pese a la fuerte crisis que ha castigado a España en los últimos años, hay sectores de consumo como el del turrón que han sobrevivido manteniendo su tradición de pymes y exportando cada vez más. En el pueblo de Xixona, en Alicante, es en esta época del año cuando se concentra la mayor parte de la producción de este típico postre navideño. Veamos cómo se han adaptado a las dificultades.”

La tradición del turrón se remonta a hace más de cinco siglos y se cree que tiene un origen árabe. La empresa Primitivo Rovira e Hijos es la única que queda en la calle Mayor del pueblo y se fundó en 1850.

En ella, se sigue elaborando el turrón de forma artesanal en sus dos principales variantes: el de Alicante, a base de almendras, miel y azúcar, y el de Xixona, donde se muelen las almendras para que adopte una textura blanda. El proceso de cocción puede durar de uno a cinco días y en él participan tanto hombres para las tareas más duras como mujeres para el moldeado y prensado final. En el caso de Primitivo Rovira, su clientela es fundamentalmente nacional.

Primitivo Rovira, propietario de Primitivo Rovira e Hijos:
“Creo que se está recuperando y que estamos aproximadamente un 4%
más que el año pasado, a pesar de la gran subida de precios que ha tenido el turrón. Estamos hablando sobre un 11% debido, como todo el mundo sabe, a la almendra de este año.”

Esta empresa familiar se dedica al turrón de octubre a diciembre y, el resto del año, se ocupa de otras dos tiendas de helados que posee en Pamplona, en el norte de España. Una alternativa que también siguen sus maestros turroneros.

Juan Albertos, maestro turronero:
“Yo estoy en las dos partes del negocio: estoy en este negocio del turrón y estoy en el negocio del helado. Y se nota, se nota bastante. En los últimos tres años, la cosa no ha ido muy bien”.

El Consejo Regulador de Xijona y Turrón de Alicante se ocupa de preservar la denominación de origen desde sus nuevas instalaciones en un polígono industrial de las afueras.

A su vez, esta es la sede de la asociación de turroneros pero también de chocolateros de la comarca. Ya que en La Vila Joiosa, al norte de Alicante, se encuentran otras importantes marcas de chocolate. Esta ha sido la nueva orientación tras la fuerte crisis al principio de la década.

Federico Moncunill, secretario del Consejo Regulador del turrón de Xixona y Alicante:
“Las sensaciones de los siguientes años han sido ascensos del 2, 3, 4, 5 o 6%, con lo cual digamos que nos mantenemos en un mercado estable en el turrón. En el chocolate, no sólo aquí sino en toda Europa, si que se están produciendo crecimientos, es un mercado que está creciendo. De hecho aquí en la provincia de Alicante, ahora estamos haciendo 25 millones de kilos de chocolate y 15 millones de kilos de turrón, con lo cual el chocolate está superando la producción de turrón, que es un mercado más maduro.”

Una de las mayores empresas del sector y también la más antigua es Almendra y Miel, que empezó en 1725 y sigue como negocio familiar después de diez generaciones.
Ahora, se ha convertido en Confectionary Holding, cuenta con 350 trabajadores y ya exporta el 25 por ciento de su producción.

Andrés Cortijos, director ejecutivo de Confectionary Holding:
“Los mercados más tradicionales y típicos de nuestros dulces son: la Unión Europea, Estados Unidos y Latinoamérica, cada uno por diferentes factores, en el caso de la UE por proximidad geográfica; en el caso de EEUU se valora mucho el producto, que además tiene una cabida como producto gourmet que también tiene una alta penetración en lo que es la zona de EEUU de perfil hispano.”

De hecho, estas grandes compañías tienen terminada la producción en noviembre para poder distribuir antes de las fiestas en toda España y el extranjero. Además, Confectionary Holding posee dos plantas de cultivo de almendras en Marruecos y Chile. Este año, la almendra ha subido más de un veinte por ciento.

Federico Moncunill:
“El problema de la subida de la almendra se debe efectivamente a lo que los americanos llaman los “embarcations”, es decir, la exportación a los países emergentes, como China, India, antes Rusia ahora ya no, pero China, India, y esto hace que los precios suban. El mercado español es un reflejo de lo que pasa en EEUU, y también han subio aquí los precios.”

En una zona tan turística como la de Alicante, donde se notó más el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y el paro aún está en el 23 por ciento, sectores productivos como el del turrón y ahora el chocolate contribuyen a un tejido económico más estable. De hecho, esta provincia siempre ha sido una de las más exportadoras del España.