Última hora
This content is not available in your region

"Shanghai Me", un pedazo de la China de los años 30 en pleno Dubái

euronews_icons_loading
"Shanghai Me", un pedazo de la China de los años 30 en pleno Dubái
Tamaño de texto Aa Aa

Emanando la atmósfera y los sabores de Oriente, Shanghai Me, ofrece una experiencia gastronómica única.

Este impresionante restaurante de estilo art decó de los años 30, en pleno distrito financiero de Dubai, ha sido elegido como uno de los mejores de la región. Tanto es así, que ha atraído a la realeza, celebridades y estrellas del deporte.

En este programa, vemos cómo se socina el bacalao negro. "Lo enjuagaremos en agua salada y lo rebozaremos con miso. Luego lo cocinaremos en nuestra parrilla Robata (también conocida como parrilla japonesa)", asegura el chef.

El jefe de cocina hace malabarismos para conseguir que los platos orientales tradicionales tengan un toque moderno, ¿cómo lo consigue?

"Leo mucho, veo lo que otros chefs hacen, escucho a los chicos en la cocina y a las chicas también. Se les ocurren grandes ideas", comenta.

Euronews
Shangai MeEuronews

Hojas de bambú, rodajas de limón, hajikami, umami, azúcar y semillas de sésamo. Estos son algunos de los ingredientes que utiliza este chef para elaborar su plato estrella. Luego lo cocina a fuego lento para conseguir el resultado ideal.

"Estamos quemando carbón, cocinándolo a fuego lento para conseguir que el núcleo se caliente. Cuando empiece a caramelizarse, seguiremos dándole la vuelta cada dos o tres minutos, para que se cocine por ambos lados".

La elaboración no es nada fácil, ya que se reboza el bacalao con azúcar granulada, saki y mirin, y se deja a remojo durante 48 horas. El siguiente paso es pinchar esos trozos de bacalao que han estado rebozados en miso durante los últimos dos días y cocinarlos a la parrilla.

Una vez tenemos el resultado final, la mejor forma de comerlo es abrir la hoja, para poder coger el bacalao con palillos.