Holy Spider o el gran rival cinematográfico de Alcarràs para el Premio a la Mejor Película europea

Holy Spider o el gran rival cinematográfico de Alcarràs para el Premio a la Mejor Película europea
Derechos de autor  euronews
Por Frédéric Ponsard  & Euronews

El sábado 10 de diciembre se entregan en Reikiavik los Premios del Cine Europeo. Entre las aspirantes a los galardones, destacan varias películas que aportan puntos de vista de otros lugares. Así ocurre con Saint Omer, de la directora francesa Alice Diop, hija de padres senegaleses, o con Holy Spider, obra del director danés de origen iraní, Ali Abassi.

Uno de los momentos culminantes del pasado Festival de Cannes se produjo cuando la iraní Zar Amir Ebrahimi ganó el ‘Premio a la mejor actriz’ por su papel en Holy Spider. La película fue aclamada por la Academia del Cine Europeo al recibir un total de cuatro nominaciones. Opta al Premio a la Mejor Película, al Mejor Director, al Mejor Guion, y también, a la Mejor Actriz, para una mujer que se vio obligada a huir de su país hace 15 años.

"Creo que, la ventaja de un largometraje como este es que, cuando se rueda fuera de Irán, se llega a desarrollar el filme en capas un poco más profundas, mientras que, en Irán, debido a la censura, realmente, nunca se llega a desarrollar una historia parecida. En mi opinión, la sociedad iraní va a cambiar gracias a las mujeres, y por eso el Gobierno, los hombres, tienen tanto miedo a las mujeres", declara la actriz Zar Amir Ebrahimi.

Holy Spider es una obra coproducida por Alemania, Suecia, Dinamarca y Francia, que muestra la vocación europea de contar historias que traspasan las fronteras.

"No creo que sea una película más o menos iraní por el hecho de que yo viva en Dinamarca, o de que otro actor viva en Francia, o por el hecho de que alguna otra persona venga de Turquía, y se ruede en Jordania", afirma Ali Abbasi, director de cine.

Entre las aspirantes al Premio a la Mejor Película, también destaca Saint Omer, de Alice Diop, que ganó el ‘León de Plata’ en el último Festival de Venecia, y el premio a la mejor ‘ópera prima’.

Es una película basada en una noticia que conmocionó a la sociedad francesa hace diez años. Una joven de color, culta y con estudios superiores, deja que el mar se lleve a su hija de 15 meses, sin ningún motivo aparente. La película representa a Francia en la carrera por el Óscar.

"Estoy convencida de que el cuerpo de la persona de color es portador de lo universal. En cierto modo, este premio es una forma de consagrar, de demostrar eso que, para mí, es eminentemente político: el cuerpo de una mujer negra puede representar lo universal, y hablar a todas las mujeres, y a todos los hombres del mundo, ya sean blancos o negros. Eso es algo fundamental para mí", señala Alice Diop, directora de cine.

Otras dos mujeres optan a ganar a varios premios por sus filmes. Así, Carla Simón, aspira al galardón a la Mejor Dirección y al Premio a la Mejor Película por Alcarràs, un largometraje sobre la familia y un mudo rural en peligro, tanto en España como en el resto del mundo. Con ella ganó el ‘Oso de Oro’, este año, en Berlín.

Por último, con tres nominaciones, destaca Marie Kreutzer y su película ‘La emperatriz rebelde’, una coproducción entre Austria, Francia, Alemania y Luxemburgo que cuenta la trágica historia de Isabel de Austria, más conocida como ‘Sissi’, una mujer rebelde y feminista, adelantada a su tiempo. Nos vemos en Reikiavik para conocer el veredicto final, el próximo 10 de diciembre.