This content is not available in your region

La ardua tarea de tratar de controlar la pesca ilegal en las Seychelles

euronews_icons_loading
La ardua tarea de tratar de controlar la pesca ilegal en las Seychelles
Derechos de autor  Euronews
Por Denis Loctier  & Euronews

Las Seychelles se enfrentan a una creciente ola de pesca ilegal. Desde principios de año, al menos seis barcos extranjeros, principalmente de la India y Sri Lanka, han sido capturados en sus aguas, pescandosin licencia.

El equipo de grabación de Euronews Ocean vio varios barcos de bandera india detenidos en el puerto de Victoria, la capital de la nación. Según Johnny Louys, que dirige el Departamento de Control y Vigilancia de la Autoridad Pesquera de las Seychelles, los capitanes de los barcos ilegales se enfrentan, ahora, a penas de prisión; sus tripulaciones han sido extraditadas y los barcos pueden ser destruidos, a la espera de una orden judicial. 

La pesca ilegal se ha convertido en un problema creciente para las Seychelles, con su vasta zona económica exclusiva, rica en peces, y sus limitadas capacidades de patrullaje y control, como explicó al equipo de Euronews Ocean, Johnny Louys, jefe del Departamento de Control y Vigilancia de la Autoridad Pesquera de las Seychelles.

"El océano Índico occidental es uno de los lugares más conocidos para la pesca. Sobre todo, el atún es muy común aquí. Tenemos muchos estados costeros que dependen económicamente de la pesca. Y, además, hay otros países, que vienen de lejos, para utilizar estos recursos", declara Johnny Louys. 

"El pescado es una de las fuentes de proteína más consumidas en las Seychelles. Es una de las más consumidas, per cápita, en el mundo: unos 58 kilogramos per cápita. También representa una actividad económica importante, la segunda después del turismo; es uno de los productos básicos más exportados en la nación. Pero, una de las principales amenazas para la pesca en la región es, sin duda, la pesca ilegal. La razón más obvia es que los caladeros son muy productivos. Así que, eso supone un incentivo para que la gente venga a pescar", añade.

"Tenemos unos 400 kilómetros de costa, frente a 1,4 millones de kilómetros cuadrados de ZEE (zona económica exclusiva). En un mundo ideal, tener patrullas regulares ayudaría; simplemente, controlando a los barcos que están aquí, asegurándose de que cumplen con las normas. Pero, por desgracia, también tenemos que asegurarnos de que los barcos que vienen de lejos no pescan en nuestras aguas. Los recursos son bastante limitados, los presupuestos son bastante limitados. Y, cuando se añade el hecho de tener que luchar contra los barcos de otros países, en nuestras aguas, eso aumenta la carga administrativa y financiera necesaria para luchar contra la pesca ilegal", concluye el jefe del Departamento de Control y Vigilancia de la Autoridad Pesquera de las Seychelles.