EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Dos policías mueren tiroteados en Nueva York, una venganza por la violencia policial

Dos policías mueren tiroteados en Nueva York, una venganza por la violencia policial
Derechos de autor 
Por Euronews con EFE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Obama condena la muerte de dos policías en Nueva York tiroteados por un hombre que luego se suicidó. El agresor, identificado como: Ismaaiyl

PUBLICIDAD

Obama condena la muerte de dos policías en Nueva York tiroteados por un hombre que luego se suicidó.

El agresor, identificado como: Ismaaiyl Brinsley, de 28 años, huyó y se quitó la vida en una estación de metro cuando era perseguido por la Policía. Tres horas antes de actuar, Brinsley publicó en Instagram dos fotografías en las que podía verse una pistola junto a mensajes dando a entender su intención de asesinar a dos policías a modo de venganza.

Una respuesta a la muerte reciente de varios afroamericanos a manos de las fuerzas del orden.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York: “Nuestra ciudad está de luto, nuestros corazones sienten esta pérdida, la dos dos hombres buenos, dedicados a proteger la vida de todos nosotros. El oficial Ramos y el oficial Liu murieron estando de servicio, protegiendo una ciudad que amaban.”

Los dos policías, Wenjian Liu y Rafael Ramos, son los primeros en morir por
disparos en Nueva York desde 2011.

El alcalde de Nueva York ha sido criticado en las últimas semanas por miembros de las fuerzas del orden a causa de su supuesta simpatía hacia las protestas celebradas contra la violencia policial. Éstas se multiplicaron a raíz de la decisión de un gran jurado de no imputar al agente que, en julio, mató con una llave de inmovilización prohibida al afroamericano Eric Garner.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un hombre acaba con la vida de dos policías de Nueva York antes de suicidarse

Trump es declarado culpable de todos los cargos: ¿Podría a la cárcel?

Joven italiano arrestado brutalmente en Miami, otro caso más de violencia policial en EE.UU.