EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Un poema satírico contra Erdogan lleva al jefe de Estado turco a presentar una querella penal

Un poema satírico contra Erdogan lleva al jefe de Estado turco a presentar una querella penal
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El jefe del Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, presentó una querella penal contra el humorista alemán, Jan Böhmermann, por un presunto delito de

PUBLICIDAD

El jefe del Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, presentó una querella penal contra el humorista alemán, Jan Böhmermann, por un presunto delito de injurias.

La canciller alemana, Angela Merkel, coincide con el hecho de que el poema satírico dirigido a Erdogan y que el actor recitó a finales de marzo en un programa de la cadena pública alemana ZDF, es un texto intencionadamente ofensivo.

El portavoz del Gobierno de Merkel expresó que: “La libertad de opinión, del arte y de la ciencia es una gran virtud para la canciller y no es algo negociable.”

Igualmente, el presidente de la Asociación de Abogados Alemanes dijo que: “A nadie le gustaría escuchar algo malo sobre sí mismo o alguien cercano en la televisión.” Aseguró además que los límites de la libertad de opinión se han traspasado y hay que ver si lo que hizo el humorista puede ser considerado como arte.

La Fiscalía de Maguncia, al oeste de Alemania y en donde se ha presentado la querella, ya había recibido anteriormente una veintena de denuncias de ciudadanos contra el humorista. Pero, la polémica aumentó cuando la embajada turca entregó una nota verbal al ministerio de Asuntos Exteriores en Berlín para solicitar un proceso judicial para el cómico.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Scholz recibe a Erdogan en Berlín para abordar la situación en Gaza

Scholz recibe a Erdogan, un invitado "difícil"

El youtuber Diamond Tema anuncia que está en el extranjero tras emitirse una orden de detención