El Chapo se enfrenta a cadena perpetua

El Chapo se enfrenta a cadena perpetua
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El Chapo se enfrenta a cadena perpetua. Este martes empieza el juicio del año en Nueva York. Un jurado de siete mujeres y cinco hombres juzgará a Joaquín "El Chapo" Guzmán. De 61 años está acusado por el Gobierno de los Estados Unidos de narcotráfico.

PUBLICIDAD

Este martes empieza el juicio del año en Nueva York. Un jurado de siete mujeres y cinco hombres juzgará a Joaquín El Chapo Guzmán.

De 61 años está acusado por el Gobierno de los Estados Unidos de narcotráfico y sostener una empresa criminal desde hace veinte años.

Fuertes medidas seguridad tanto en el Centro Correccional Metropolitano en Manhattan y en el Tribunal Federal de Brooklyn que se ha blindado y cortado el tráfico en las calles circundantes.

La elección del jurado se ha hecho con el temor al secuestro o asesinato de algunos de los candidatos. Todos ellos están aislados con orden del juez de no hablar del juicio. El magistrado decidió no tomarles juramento del cargo hasta este martes justo antes de la primera sesión del juicio para evitar que se arrepientan.

Entre los integrantes del jurado, cuya edades oscilan entre 20 y 50 años, hay inmigrantes de Polonia, Etiopía y Asia, así como cuatro personas que hablan español.

El jefe del Cartel de Sinaloa, será defendido por tres abogados encabezados por Eduardo Balarezo. Definen al Chapo como un "respetado agricultor mexicano".

Las autoridades temen que el cartel intente usar sicarios para secuestrar y asesinar a quienes se atrevan a declarar contra de Guzmán.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los vecinos de Copenhague desmantelan el mercado de droga de Christiania

Tres heridos en un tiroteo posiblemente relacionado con bandas de narcotraficantes en Bruselas

Europa, la nueva obsesión de los narcotraficantes