Última hora

Última hora

Un buque provoca un desastre en las playas holandesas

Un buque provoca un desastre en las playas holandesas
@ Copyright :
Erik Scheer via REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

Alerta por contaminación en Holanda después de que un barco carguero perdiera el miércoles en el mar del Norte 270 contenedores, varios de ellos con sustancias tóxicas.

Los contenedores cayeron del MSC Zoe, de bandera panameña, cerca de la isla alemana de Borkum, desde donde han flotado a la deriva hasta las islas Frisias, en Holanda. Una de las más afectadas es la isla de Terschelling, donde la población se ha movilizado inmediatamente para tratar de reparar el desastre.

"Los isleños llegaron a la playa con remolques para recuperar los contenedores -dice Bert Wassink, alcalde de Terschelling-. La gente vino con bolsas de basura. Cientos de personas están participando en la limpieza".

Guardacostas holandeses/vía REUTERS
El buque que ha perdido los contenedoresGuardacostas holandeses/vía REUTERS

Contaminación por espuma de poliestireno

El Ejército toma este viernes las riendas de la operación. El riesgo de desastre ecológico es muy real, sobre todo por la presencia de un producto difícil de recuperar, el poliestireno.

"La contaminación en Terschelling se extiende a lo largo de 20 kilómetros -explica el alcalde Wassink-. Tanto en la playa, como en las dunas y en el área detrás de las dunas. El viento ha trasladado la espuma de poliestireno y el plástico. La contaminac ión también ha entrado en la costa de Frisia. La espuma de poliestireno se deshace, por lo que temo que se convierta en un problema a largo plazo. Se mezcla con la arena, se introduce bajo la arena y se incorpora al medioambiente. Librarse puede resultar imposible".

El saco con peróxido orgánico encontrado

Encontrado un saco con 25 kg de peróxido orgánico

Algunas personas han saqueado mercancías, sin ser conscientes del peligro, pues entre los contenedores a la deriva, al menos tres tenían productos tóxicos. De uno de ellos procede un saco con 25 kilógramos de peróxido orgánico encontrado en la costa. Esta sustancia es peligrosa, muy inflamable, y al quemar, produce un humo irritante.

En la isla de Ameland se recuperaron el jueves 130.000 kilos de basura en 8 kilómetros de costa. Piezas de coches, televisores, bombillas, muebles y hasta juguetes. La tarea de limpieza es titanesca y vital para unas islas cuya principal fuente de ingresos es el turismo.

Guardacostas holandeses/vía Reuters