Última hora

Última hora

Primer presidente no socialista en Andalucía, desde la democracia en España

Primer presidente no socialista en Andalucía, desde la democracia en España
Tamaño de texto Aa Aa

La región española de Andalucía confirmó hoy el cambio político al elegir a su primer presidente no socialista, Juan Manuel Moreno, del Partido Popular (PP, conservador) después de 36 años de Gobierno ininterrumpido del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Moreno, de 48 años, fue elegido hoy por mayoría absoluta de 59 votos a favor y 50 en contra en el Parlamento regional, apoyado por los diputados regionales del PP, Ciudadanos (C's, liberal) y el ultraderechista Vox.

La votación refrendó así el pacto de Gobierno alcanzado entre PP y C's, así como un acuerdo por separado entre el Partido Popular y Vox para que respalde al Ejecutivo regional.

En una de sus intervenciones durante la sesión de investidura de hoy, Moreno aseguró que se va "a dejar la piel" para que los andaluces "vivan mejor que ahora" en una "nueva etapa ilusionante y apasionante" para la región, la mayor y más poblada de España.

En cambio, la líder regional socialista y hasta hoy presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recordó que los socialistas andaluces "tienen la responsabilidad de ser el dique de contención o freno de la extrema derecha".

El pacto entre PP y Vox ha sido muy criticado por el Gobierno central que preside el socialista Pedro Sánchez, y por otras formaciones de izquierda, al considerar que los conservadores blanqueaban algunas posiciones de los ultraderechistas, especialmente en cuestiones como la violencia machista contra las mujeres y la inmigración.

Sánchez, en una intervención hoy ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), pidió a los partidos europeos de derecha y centroderecha que "no se dejen embaucar por la ultraderecha" como ha ocurrido en Andalucía ni permitan que esas fuerzas dirijan su agenda política o influyan en su discurso.

El jefe del Gobierno español lamentó que en Andalucía se haya "cruzado la frontera" que existe en Europa para no pactar con la ultraderecha, en referencia a la política de "cordón sanitario" para no pactar con ese tipo de partidos que se ha aplicado en países como Francia, Bélgica, Holanda o Alemania.

La votación de hoy abre un nuevo ciclo político en Andalucía, que ha estado gobernada por el PSOE desde el inicio de autonomía política hace 36 años y que ha sido su principal reserva de votos en las elecciones legislativas nacionales.

El Partido Socialista en voz de Susana Díaz le ha acusado durante el debate de haberse "entregado en brazos de la derecha radical".-

En los últimos años el gobierno regional socialista sufrió varios escándalos de corrupción, mientras la región se mantiene como una de las más pobres del país.

El cambio de Gobierno se produjo tras los sorprendentes resultados de las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre, cuando el PSOE volvió a ganar, pero sufriendo pérdidas que abrieron la puerta a una mayoría de PP, C's y Vox (un partido que hasta ahora no tenía representación en ninguna institución pero que en Andalucía logró casi un 11 % de votos y 12 de los 109 escaños).

El PP es el partido con mayor presencia en el Parlamento español y su líder desde julio pasado, Pablo Casado, aspira a replicar este modelo de pactos, si fuera necesario, tras las elecciones locales y regionales del próximo 26 de mayo.

El modelo de dos pactos que vinculan por separado a PP con C's y Vox son "el futuro de Andalucía y un preámbulo de lo que va a ocurrir en mayo en España", afirmó Casado la pasada semana en un acto político.