Última hora

Última hora

Una breve historia del Euro

Una breve historia del Euro
Tamaño de texto Aa Aa

La creación de una unión económica y monetaria se propuso a finales de los años sesenta. Los principales argumentos a favor de su adopción fueron una mayor estabilidad económica y un comercio transfronterizo más fácil.

El euro comenzó su andadura en 1999, cuando 11 países (Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y España) fijaron sus tipos de cambio y crearon una nueva moneda con una política monetaria que pasó al Banco Central Europeo.

Al principio, el euro era una "moneda invisible" y solo se utilizaba para fines contables. Tres años después, las monedas y los billetes en euros llegaron a la circulación y las monedas nacionales se retiraron gradualmente.

A lo largo de los años, 8 países más se unieron al club (Chipre, Estonia, Grecia, Letonia, Lituania, Malta, Eslovaquia, Eslovenia).

Los primeros 10 años del euro estuvieron marcados por el establecimiento y la ampliación de la moneda. La segunda década fue en gran medida eclipsada por la crisis.

Cinco países de la eurozona (Irlanda, España, Portugal, Chipre y Grecia) tuvieron que buscar ayuda debido a la crisis financiera y la subsiguiente crisis de la deuda soberana en medio del aumento de las especulaciones sobre la salida del euro.

Se introdujeron medidas de emergencia, incluida la creación del Mecanismo Europeo de Estabilidad, una institución financiera diseñada para ayudar a los países de la zona euro con dificultades financieras.

La necesidad de una unión bancaria surgió para evitar que se repita la crisis financiera en el futuro, cuando se requerirá que 7 estados de la UE restantes se unan a la zona del euro (Croacia, República Checa, Hungría, Polonia, Rumania, Suecia y Bulgaria) una vez que cumplan los criterios de convergencia.