Última hora

Última hora

May ofrece su cabeza a cambio de que se apruebe su plan para el Brexit

May ofrece su cabeza a cambio de que se apruebe su plan para el Brexit
Derechos de autor
REUTERS/Alkis Konstantinidis
Tamaño de texto Aa Aa

La primera ministra británica ofreció este miércoles su dimisión a cambio de apoyo para su plan de Brexit.

En una reunión a puerta cerrada con los diputados conservadores, May, con voz nerviosa, según los presentes, dijo: "Estoy dispuesta a renunciar a mi puesto antes de lo que era mi intención para poder hacer lo que creo que es mejor para el país. Sé que se quiere un nuevo enfoque y un nuevo liderazgo en la segunda fase de las negociaciones del Brexit, y yo no me interpondré en ese camino".

A cambio, pidió a los tories apoyen en una próxima votación el acuerdo de divorcio con la Unión Europea, rechazado por el Parlamento británico en dos ocasiones. Entre los parlamentarios conservadores parece que empiezan a suavizarse las posiciones. Sin embargo, los unionistas norirlandeses del DUP, socios de Gobierno, ya han adelantado que no apoyarán el plan. Aún no hay fecha para esa nueva votación, pero podría tener lugar este viernes.

El Parlamento, incapaz de acordar un plan B

Entretanto, el Brexit sigue en punto muerto, sin que el Parlamento haya conseguido desenredar el nudo gordiano. El miércoles, la Cámara de los Comunes rechazó las ocho alternativas presentadas al plan de May.

Las opciones más votadas fueron convocar un nuevo referéndum para ratificar el actual acuerdo y negociar con Bruselas una Unión Aduanera. A esta última propuesta solo le faltaron un puñado de votos para ser aprobada.

Las propuestas de los más euroescépticos, entre ellas, abandonar la Unión sin un acuerdo y cancelar el Brexit, fueron las que consiguieron menos apoyos. El Parlamento ha dejado la puerta abierta a una nueva votación el próximo lunes.

Por lo pronto, la falta de consenso ha reforzado la idea de que el plan de May podría ser "la mejor opción".

"Si ustedes creen que es necesario un acuerdo con la Unión Europea, entonces hay que respaldar el plan de retirada. En caso contrario, no tendremos ninguna garantía de cómo acabará este proceso", instó a los diputados el ministro del Brexit, Stephen Barclay.

Estas votaciones en el Parlamento no son vinculantes para el Gobierno y Theresa May ya ha advertido de que no cumplirá ninguna de sus indicaciones si van en contra de la negociación que ha mantenido con Bruselas en los dos últimos años.