Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Torre Guaceto, el ejemplo europeo de sostenibilidad medioambiental y económica

Torre Guaceto, el ejemplo europeo de sostenibilidad medioambiental y económica
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Todavía no es temporada alta de turismo en Puglia, en la costa adriática de Italia. Pero los primeros buceadores están ya allí, ayudando a limpiar el fondo marino de residuos puntuales. Torre Guaceto, una costa de 8 km de largo cerca de la ciudad de Carovigno es un área protegida: se han establecido reglas estrictas para que el turismo y la pesca no dañen la naturaleza.

"Antes de que se estableciera la reserva, toda el área estaba llena de pesca con dinamita, contrabando de tabaco e inmigrantes ilegales. Hoy, gracias al área protegida todo lo que podemos ver aquí es el mar limpio y ya está”, explica Cosimo De Biasi, un pescador de la zona.

En 2001, se prohibió la pesca en la zona durante cinco años para repoblarla tras un catastrófico declive. Hoy, algunos pescadores locales pueden pescar aquí un día a la semana, utilizando redes que no puedan capturar peces pequeños. Los pescadores dicen estar contentos con esta medida. El precio del pescado, también ha visto un incremento: "Cuando pescamos un pez grande y lo llevamos a tierra, lo podemos vender no por cinco euros, sino por veinte o veinticinco euros", explica Cosimo.

El área protegida está dirigida por un consorcio que representa a las comunidades locales y al Fondo mundial para la naturaleza (WWF). Aplica las normas que se han acordado con los pescadores. Esto incluye el seguimiento de sus capturas -un promedio de unos 20 kilos por viaje de pesca- para asegurarse de que los esfuerzos de protección sean eficaces.

Francesco de Franco es el director de la unidad técnica medioambiental del consorcio: "Fuera del área protegida, los niveles de peces siguen básicamente igual que como estaban en el pasado. Dentro de esta área, el número de peces se ha doblado".

Pero no solo el mar está protegido. Las dunas y los humedales a lo largo de la costa son lugares de tránsito para aves migratorias y hogar permanente de muchas especies locales.

El área de Torre Guaceto, llamada así por el faro centenario que preside sus costas, está vigilada día y noche por los guardacostas y la policía. Dicen que la mayor parte del peligro hoy día son los turistas descuidados que arrancan plantas o dañan corales cerca de la orilla.

Pero los turistas que respetan la naturaleza, son bienvenidos.

En el pasado, estas playas de arena estaban llenas de basura y superpobladas. Limpiando la zona, introduciendo tours guiados y limitando el acceso a los coches, se ha conseguido un gran cambio: ahora, un día de temporada alta, Torre Guaceto recibe entre 5000 y 6000 ecoturistas.

Mimmo Miccoli es uno de ellos : "Era un lío incluso marcharse, porque había coches en todas partes, Ahora, todos los coches tienen que dejarse en el parking, en la cima, así que ahora el lugar es más agradable, más ordenado".

Además, el flujo de turistas beneficia a las empresas que han adoptado la tendencia hacia la sostenibilidad, como este restaurante familiar en Carovigno especializado en cocina orgánica local. Maria Lanzilotti es su propietaria: "Tenemos pescado siempre fresco bueno y limpio, y al mismo tiempo la tierra produce tomates. Por lo tanto, es muy importante para mí y para nosotros, los restauradores. ¡Que exista esta reserva es una alegría!

Respaldados por fondos europeos, aumentan sus ventas al asociar sus marcas con la ahora famosa área protegida de Torre Guaceto.

La Unión Europea se ha comprometido a reservar el 10% de todas sus aguas como áreas marinas protegidas para 2020. Este objetivo se cumplió dos años antes de la fecha límite. Hoy, 625.000 kilómetros cuadrados de aguas marinas y costeras en Europa están protegidos, lo que se espera que aporte más de 3.000 millones de euros de beneficios anuales.

Creada para preservar el medio ambiente, esta área marina protegida se convirtió en un atractivo destino de ecoturismo con economía sostenible - una historia de éxito que, según los expertos, debería servir de ejemplo a otros lugares.

Nicolò Carnimeo pertenece al consorcio de Torre Guaceto: “Creo que el 10% de agua protegida es todavía poco, deberíamos proteger más. Imaginemos lo que se llama economía circular, la experimentamos aquí, y debemos decir que funciona, por lo tanto, esto se debería hacer también en otras zonas marinas protegidas.