La muerte de un militar detenido desata nuevas condenas contra Maduro

La muerte de un militar detenido desata nuevas condenas contra Maduro
Derechos de autor
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea (UE) aseguró este lunes que la muerte del capitán de corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo cuando estaba detenido y bajo custodia del Gobierno de Venezuela ilustra "la naturaleza arbitraria del sistema judicial" en el país americano, y pidió una investigación independiente al respecto.

"La muerte del capitán del ejército Rafael Acosta Arévalo mientras estaba en custodia de las Fuerzas de Seguridad venezolanas es otra cruda ilustración de la naturaleza arbitraria del sistema judicial en el país y de la falta de garantías y derechos para quienes están detenidos", declaró en un comunicado la portavoz de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

Añadió que su muerte "no puede pasar desapercibida" y que tampoco puede quedar sin castigo.

"Una investigación completa e independiente es necesaria para que los responsables rindan cuentas", afirmó.

También expresó "sus profundas condolencias a la familia y los amigos" del militar, y manifestó su apoyo a "los esfuerzos del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos para garantizar que los derechos humanos de todos los venezolanos son protegidos completamente".

Condenas dentro y fuera del país contra Nicolás Maduro

La muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo desató este domingo nuevas condenas dentro y fuera del país contra el presidente Nicolás Maduro, en medio de denuncias de que el militar fue asesinado.

Los países que forman parte del Grupo de Lima condenaron esta jornada la muerte de Acosta Arévalo, que calificaron como "asesinato", al tiempo que repudiaron "las continuas prácticas de detenciones arbitrarias y torturas a las que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro somete a quienes considera sus opositores".

De la misma forma, la organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) condenó desde Miami el "asesinato" del militar, que era acusado por el Gobierno de Maduro de planear un golpe de Estado y magnicidio.

También el Parlamento, de mayoría opositora, informó que pedirá a la ONU y a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue de manera independiente la muerte, que no dudó en tipificar como "asesinato".

A través de un comunicado de la comisión de política interior, el Legislativo adelantó que solicitará a esos organismos "de manera inmediata" el empleo de un equipo forense internacional que determine las causas de la muerte del capitán de corbeta, ocurrida durante la madrugada del sábado.

Asimismo, el Parlamento pedirá a la ONU y a la CPI que exijan fe de vida de los considerados "presos políticos" venezolanos y que investiguen "con urgencia y de manera imparcial" los presuntos casos de tortura y desapariciones dentro de las Fuerzas Armadas, cuyos jerarcas se declaran "chavistas y antiimperialistas" en público.

Acosta Arévalo murió por las torturas que sufrió, asegura su defensa y la oposición

De acuerdo con informaciones de la prensa local, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces los motivos.

Según su defensa y portavoces de la oposición, el militar fue torturado hasta la muerte y la última vez que se le vio con vida, cuando fue presentado ante el tribunal, no podía mantenerse en pie o hablar.

El Gobierno de Maduro denunció el pasado miércoles que desactivó un golpe de Estado que iba a ser perpetrado entre el 23 y 24 de este mes, y que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo, entre ellos el propio mandatario.

Un día después el fiscal general informó de que Acosta Arévalo formaba parte de la conspiración, y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares. EFE