Última hora
euronews_icons_loading
Un caballo sin confinamiento

Todas las mañanas, la yegua blanca Jenny sale de su establo para pasear por su barrio de Francfort. Los tranvías se paran, mira a la cara de los viandantes y deambula libremente al margen del confinamiento.

"Todos los demás tienen que vivir con restricciones de coronavirus, pero Jenny es tan libre como siempre", explica su dueña, Anna Weischedel, de 65 años.

Durante más de una década, Jenny ha vagado sola por su barrio de Fechenheim, zona verde de Francfort a orillas del río Main.

Explora la calle principal, trota a lo largo de la línea del tranvía hasta un campo cercano y pasa horas mordisqueando parches de hierba.