Última hora
This content is not available in your region

Los líderes europeos vuelven a la mesa de negociación por cuarto día consecutivo

euronews_icons_loading
El primer ministro holandés Mark Rutte, junto a la canciller alemana, la presidenta de la Comisión y el presidente francés
El primer ministro holandés Mark Rutte, junto a la canciller alemana, la presidenta de la Comisión y el presidente francés   -   Derechos de autor  Francisco Seco / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

No hay acuerdo. Después de tres días de intensas negociaciones, los 27 siguen empantanados en Bruselas en una negociación sin fin sobre el Plan de Recuperación para tratar de reactivar la economía europea duramente golpeada por la pandemia.

Este lunes, las reuniones se prolongaron hasta casi las seis de la la madrugada. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea trataban de lograr la cuadratura del círculo. Sin lograrlo.

Hoy martes vuelven a intentarlo. Y a su llegada a la cumbre, algunos han querido empezar la cuarta jornada de trabajo con una nota de optimismo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que anoche se produjeron "progresos" y que hay "esperanzas" de que este lunes se pueda llegar a una postura común.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha declarado que observa "un espíritu de compromiso" después de las discusiones de la pasada noche, aunque ha aclarado que "nada está cerrado" todavía.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, insiste en su propuesta de que el fondo tenga 750.000 millones de euros y que, de ellos, 400.000 sean en subvenciones y 350.000 en préstamos.

Francia, Alemania, España e Italia reman en ese sentido. Sin embargo, los autodenominados países frugales, con Holanda y Austria a la cabeza, siguen bloqueando el acuerdo. Del grupo, Suecia y Dinamarca parecen los más dispuestos a suavizar su postura.

Los llamados frugales quieren más recortes del fondo

Mientras la gran mayoría quiere mantener las ayudas directas en al menos 400.000 millones -que ya serían 100.000 millones menos que en la propuesta inicial-, los frugales y Finlandia insisten en reclamar más recortes a ese capítulo.

Así, este grupo pretende que el fondo baje en 50.000 millones, hasta los 700.000, y que se divida en partes iguales en ayudas directas y préstamos, lo que supondría 350.000 millones para cada capítulo. Y eso serían 150.000 millones menos en subvenciones directas.

Además de la cuantía del fondo y la parte que corresponderá en subvenciones, también se discuten los criterios de reparto y las condiciones de concesión.

El fondo es vital para relanzar la economía europea y del acuerdo podría depender, según los analistas, el futuro mismo de la Unión Europea.

**España hace un llamamiento al compromiso

**

España apenas ha informado a lo largo de estos tres días sobre el curso de las negociaciones. Pero este lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha roto por fin el silencio. Ha dicho que "está claro que necesitamos un acuerdo y esperamos que llegue en las próximas horas". Sánchez ha explicado que es importante para los ciudadanos y también para las empresas que esperan una respuesta. Finalmente ha lanzado un guiño a los países frugales diciendo: "Aqui no hay gobiernos más o menos europeístas. Todos somos gobiernos europeístas y tenemos nuestra perspectiva de cómo se tiene que resolver esta crisis". Y ha concluido haciendo un llamamiento al compromiso.

Sánchez comparte la posición expresada públicamente por Merkel y Macron de que las ayudas directas del fondo no bajen de 400.000 millones porque entiende que es el mínimo necesario para que el fondo tenga un impacto macroeconómico, según las mismas fuentes.

También está insistiendo, dicen desde la delegación, en defender una gobernanza "ágil y eficiente" que "permita la absorción de los fondos", es decir, que no obstaculice su desembolso.

A lo largo de toda la jornada del domingo el presidente del Gobierno participó en muchas de las reuniones a varias bandas de los mandatarios europeos antes de la primera reunión de los Veintisiete, que no comenzó hasta entrada la tarde.

Durante la noche, varias fuentes diplomáticas lamentaron que los "frugales" sigan bloqueando la negociación, en particular Holanda y Austria, quienes estarían utilizando como excusa la falta de acuerdo para vincular la recepción de fondos del presupuesto al respeto al Estado de derecho para bloquear las discusiones.