Última hora
This content is not available in your region

Estados Unidos busca apoyo de Europa frente a la 'amenaza china'

euronews_icons_loading
El secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, con su homólogo danés, Jeppe Kofod
El secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, con su homólogo danés, Jeppe Kofod   -   Derechos de autor  NIELS CHRISTIAN VILMANN / RITZAU SCANPIX / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, ha llegado a Europa en busca de apoyos contra lo que define como "la amenaza china".

El mismo día en el que Washington ordenó el cierre del consulado chino de Houston, Pompeo ahondó en Dinamarca en las acusaciones de espionaje contra Pekín.En una rueda de prensa junto a su homólogo danés, insistió en que el problema también afecta a Europa.

"Desde hace tiempo el Partido Comunista chino roba propiedad intelectual, no solo estadounidense, sino también europea. Y eso cuesta cientos de miles de puestos de trabajo", aseguró Pompeo.

"China debe cumplir sus obligaciones internacionales" dice el Reino Unido

Los ministros de Exteriores británico y alemán también abordaron este miércoles el contencioso con China. La tensión es máxima, en especial, con el Reino Unido, debido a la situación política en Hong Kong y el rechazo de Londres a la tecnología 5G de la compañía china Huawei.

"Queremos mantener una relación positiva con China, pero, como miembro de la comunidad internacional, debe cumplir con sus obligaciones y responsabilidades", dice el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab.

"Alemania implementará las medidas sobre China que hemos acordado con Francia. Medidas muy parecidas a las del Reino Unido", señaló por su parte el jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas.

China amenaza con represalias por el cierre del consulado

Washington ha dado 72 horas a China para cerrar su consulado en Houston, al que acusa de ser el "epicentro" del espionaje chino en Estados Unidos.

Pekín amenaza con represalias, en un nuevo capítulo de un enfrentamiento con aires de guerra fría entre dos países que se disputan la supremacía económica y tecnológica.