Última hora
This content is not available in your region

Países europeos buscan alternativas fuera de la UE y COVAX para producir y obtener vacunas COVID

Por Euronews
euronews_icons_loading
El presidente serbio Aleksandar Vucic, a la izquierda, y el miembro musulmán de la presidencia tripartita de Bosnia Sefik Dzaferovic intercambian en el aeropuerto de Sarajevo,
El presidente serbio Aleksandar Vucic, a la izquierda, y el miembro musulmán de la presidencia tripartita de Bosnia Sefik Dzaferovic intercambian en el aeropuerto de Sarajevo,   -   Derechos de autor  Servicio de Prensa de la Presidencia de Serbia vía AP
Tamaño de texto Aa Aa

Austria y Dinamarca quieren abrirse camino en el mercado de las vacunas. Buscan colaborar con Israel para producir una vacuna de la COVID-19 de segunda generación. Una nueva vacuna que pueda combatir las variantes del virus.

Estos dos países quieren dejar de depender exclusivamente de la Unión Europea (UE) para la obtención de las vacunas. Ya que las cifras indican que solo alrededor del 7,5% de la población de la UE ha recibido una dosis frente al 52% de Israel.

"La investigación siempre necesitará un cierto tiempo para adaptar las vacunas, responder a las nuevas mutaciones del virus. Todo lleva su tiempo. Después llega el momento de producir. Cuanto más rápido se produzcan estos dos procesos y se actúe de forma más autónoma, mejor preparados estaremos para hacer frente a las mutaciones del coronavirus, contra las que las vacunas convencionales pueden no funcionar", señaló Sebastian Kurz, canciller de Austria.

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha dicho que la iniciativa no es una separación del bloque comunitario, sino que pretende complementar la estrategia de suministro de la UE. Mientras tanto, Bosnia ha recibido un envío con 10.000 vacunas COVID de la vecina Serbia este martes. La entrega se produce en medio de una disputa con el programa internacional COVAX por un retraso en las entregas.

El Presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, acompañó el envío diciendo que era un acto de solidaridad entre los países balcánicos.

En Turquía algunas escuelas han vuelto a abrir sus puertas como parte de la flexibilización de algunas restricciones. El gobierno ha catergorizado las provincias turcas en zonas desde bajo hasta muy alto riesgo. Las escuelas permitirán la educación presencial en las zonas de menor riesgo.

''Todos estamos emocionados, estamos muy contentos de traer de vuelta a nuestros hijos. Todo está listo, nuestro equipo está listo. Los niños también están muy emocionados, hemos estado fuera de la escuela durante mucho tiempo. Si Dios quiere, todo irá bien y terminaremos este año en gran forma'', expresó, Gulden Berdici, profesora de escuela primaria.