Última hora
This content is not available in your region

Los nuevos billetes de la inflación en Venezuela: juntos no suman ni un dólar

Por Lucia Riera Bosqued con AFP
euronews_icons_loading
Un hombre muestra un billete de 200.000 bolívares
Un hombre muestra un billete de 200.000 bolívares   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Doscientos mil, quinientos mil y hasta un millón de bolívares. Son los nuevos billetes que circulan en Venezuela desde el 8 de marzo fruto de la enorme inflación en el país.

Con un efectivo que escasea, se han formado largas colas a las puertas de los bancos para recogerlos con un límite de 400.000 bolívares.

Pero pese a la apariencia, ese dinero no da para mucho. Los tres billetes juntos no suman ni un dólar. "Con esto voy a comprar el ticket de ferrocarril y lo que me queda son 100.000 bolívares", dice un hombre.

Un kilo de tomate, un refresco o una pastilla de jabón pueden costar alrededor de 1 millón de bolívares en una economía marcada por cuatro años de una hiperinflación que cerró 2020 en casi el 3.000%.

Los venezolanos se quejan de la poca utilidad del nuevo cono monetario, cuya actualización llega tarde.

"Horrible lo que estamos enfrentando 30 millones de habitantes porque el señor Maduro no quiere unas elecciones limpias. Ahora saca un billete de 1000 [un millón de bolívares] que no sirve para nada porque eso son dos pasajes en autobús", critica otro vecino.

En la práctica, el bolívar ha acabado siendo sustituido por el dólar, utilizado en casi todos los comercios. El Gobierno de Nicolás Maduro ha intentado impulsar los pagos digitales, pero mientras no el sistema tecnológico no llega, el papel cambia de colores.