Última hora
This content is not available in your region

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, asume también la dirección del Partido Comunista

Access to the comments Comentarios
Por euronews con EFE
euronews_icons_loading
Miguel Díaz-Canel une a la presidencia de Cuba la dirección del poder fáctico del partido único
Miguel Díaz-Canel une a la presidencia de Cuba la dirección del poder fáctico del partido único   -   Derechos de autor  /AFT
Tamaño de texto Aa Aa

Díaz-Canel es nombrado primer secretario del Partido Comunista de Cuba. El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha asegurado que seguirá consultando a Raúl Castro, al que sustituye al frente del partido, "las decisiones estratégicas del futuro de la nacion".

El jefe del estado ha recibido del congreso del partido único el mandato de dirección del que con el ejército es el principal organismo de poder en Cuba.

Tras asumir la presidencia en 2018, es ahora primer gobernante de Cuba en 62 años sin el apellido Castro.

El Congreso finaliza este lunes tras cuatro jornadas de sesiones en las que Castro, antes de legar el liderazgo de la formación a Díaz-Canel, aseguró que "mientras viva" seguirá estando listo para "defender a la patria, la Revolución y el socialismo".

Junto con Raúl Castro, de 89 años, salieron de la cúpula del PCC otros dirigentes históricos como el actual número dos de la formación, José Ramón Machado-Ventura (90), y el comandante Ramiro Valdés (88), además de Marino Murillo, considerado el "zar" de las reformas económicas iniciadas hace una década.

Entre los nuevos integrantes del Buró Político del PCC, y por tanto de Cuba, están el primer ministro del país, Manuel Marrero, y Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, exyerno de Raúl Castro y jefe del conglomerado cubano de propiedad militar GAESA que controla los activos económicos más valiosos del país.

Se mantienen en el máximo órgano de dirección del PCC, además de Díaz-Canel, el presidente del Parlamento, Esteban Lazo; el vicemandatario cubano, Salvador Valdés; el viceprimer ministro, Roberto Morales, y el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, entre otros.

Cuba encara un progresivo deterioro económico, el endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos y la pandemia.

De cara al exterior la versión uniforme es preservar la continuidad del economía centralizada de partido único. En la calle las voces reproducen el discurso oficial.