Última hora
This content is not available in your region

Uno de los barrios más golpeados por la COVID de Nueva York es también el más reticente a vacunarse

euronews_icons_loading
Tres mujeres caminan en Queens, Nueva York
Tres mujeres caminan en Queens, Nueva York   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Con una de las peores tasas de mortalidad por la COVID-19, el barrio de Far Rockaway, en Queens, Nueva York, tiene la tasa de vacunación más baja de la ciudad.

Diana conoce bien el sufrimiento que puede dejar la enfermedad. Después de perder a su padre por el virus antes de que le llegara la oportunidad de vacunarse, no quiere que nadie más pase por lo mismo e intenta convencer a todos sus conocidos de que se vacunen desde el Centro de Salud Familiar en el que coordina la campaña.

"Tenemos una buena cantidad de personas que todavía no quieren vacunarse por cualquier razón. Sé que muchos de ellos dicen, voy a esperar a ver qué pasa un par de meses después de que mi familia se vacune o mis amigos se vacunen. Pero todavía hay muchos que, por desgracia, no están preparados para ello", lamenta.

La experiencia de quienes dan el paso está siendo buena. "Tenía miedo pero ahora creo que nadie debería tenerlo", dice Angelita, profesora. Pero sigue habiendo demasiadas reticencias.

Otra estudiante universitaria se vacuna, dice, solo porque se lo exigen para volver a la escuela presencial. "Lo que más me preocupa, porque siento que no sabemos mucho sobre el virus en sí, así que es como si nos vacunaran para algo que no conocemos realmente. Así que de ahí viene mi desconfianza. Y también, por un montón de cosas que estamos escuchando, como que la vacuna de Johnson y Johnson estaba dando, coágulos de sangre y esas cosas. Esto hace que piense que algo más puede pasar también con las otras vacunas más adelante", explica.

Solo la mitad de la población adulta del barrio, una comunidad mayoritariamente negra y latina, ha recibido la vacuna.

Un hombre asegura que tiene fobia a las agujas. "Eso es parte de mi problema. Mi mejor amigo se ha vacunado y lo veo como si él no se contagia, yo tampoco".

Dudas y desconfianza en el fármaco que han alimentado el desinterés entre los vecinos, a pesar de que se han instalado varios centros de vacunación en la zona.