Última hora
This content is not available in your region

El presunto hallazgo de diamantes en una aldea de Sudáfrica dispara las excavaciones en el lugar

Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El presunto hallazgo de diamantes en una aldea de Sudáfrica dispara las excavaciones en el lugar
Derechos de autor  PHILL MAGAKOE/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Fiebre del diamante en Sudáfrica. Miles de personas se agolpan estos días junto a la aldea de KwaHlathi, cerca de la ciudad de Ladysmith, en busca de diamantes. Todo comenzó después de que un pastor encontrara en este lugar una serie de piedras que se creyó eran diamantes y que provocaron un espectacular efecto llamada. No es de extrañar: Sudáfrica es el país en el que se encontró el diamante más grande de la historia, el Cullinan. El hallazgo del pastor ha movido a muchos a querer ser el nuevo rey del diamante.

"Oí que la gente está cavando aquí en busca de diamantes, y dije "imposible", cuenta un excavador con una de las controvertidas piedras en la mano. "Así que me animaron a venir solo para probar que iba a encontrar uno. Y aquí está, lo estoy sosteniendo. Tiene forma de pirámide, como puedes ver. Es de verdad, es algo real", dice emocionado.

Pero no. Los expertos ya han advertido de que no son diamantes y que podría tratarse tan solo de piedras de cuarzo, aunque estas aún están por identificar totalmente. Ajenos a las advertencias, los excavadores continúan con su trabajo en busca de un hallazgo que les cambie la vida.

"Existe la posibilidad de que sean diamantes, porque estamos cerca de un río y estamos encontrando piedras así", dice por su parte una mujer. "Pero sí, de momento creo que todo el mundo está encontrando cuarzo. No contamos con un lector en este momento, así que estamos esperando a tenerlo y entonces lo sabremos definitivamente".

Las autoridades insisten en que este tipo de recolección es ilegal y piden a toda esta gente que desista de una empresa inútil. Pero de momento nadie quiere ser el primero que se marchó y se quedó sin diamantes.