This content is not available in your region

Derrumbe en Miami-Dade: Al menos 9 muertos y más de 150 desaparecidos

Access to the comments Comentarios
Por Escarlata Sánchez
euronews_icons_loading
Labores de rescate tras el derrumbe de Miami-Dade
Labores de rescate tras el derrumbe de Miami-Dade   -   Derechos de autor  AP Photo

Al menos nueve fallecidos y más de 150 desaparecidos... son las cifras que se manejan, de momento, tras el trágico derrumbe parcial del edificio Champlain Towers en Miami-Dade. Las labores de rescate no cesan desde que en la madrugada del pasado jueves 24 de junio se deplomara el edificio de 12 plantas y 136 apartamentos en primera línea de la playa de Surfside, al norte de Miami Beach.

Un edificio construido sobre antiguos pantanos

Se sabe que había obras en el tejado del edificio, aunque se considera improbable que esa sea la causa del derrumbe. Un estudio asegura que el edificio, construido sobre antiguos pantanos, se hundió unos milímetros en la década de los 90.

"Seguimos rastreando la montaña de escombros con nuestros perros y empleamos toda la tecnología disponible, y de momento, el número de muertos confirmados sigue siendo nueve. Y podemos informar que hemos identificado a cuatro víctimas más", decía en una conferencia de prensa la alcaldesa del condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

En cuestión de segundos, el edificio se vino abajo

Antes del derrumbe una treintena de personas fueron evacuadas. En cuestión de segundos y por causas aun no determinadas, 55 apartamentos se vinieron abajo junto con sus ocupantes, que a esas horas dormían. Casi un tercio de los desaparecidos son extranjeros. Alfredo López y su esposa son dos de los supervivientes:

"Tengo el sentimiento de culpa del superviviente. ¿Por qué yo y no mi vecina del 604? Era una señora encantadora. Por Dios, espero que encuentren gente con vida, si hubiera visto lo que vi yo, con todos esos escombros. ¿Cómo puede alguien sobrevivir a eso? "

Los familiares de los desaparecidos esperan noticias en un hotel cercano en Miami Beach, aunque saben que a medida que pasa el tiempo se reducen la posibilidades de hallar a sus allegados con vida.