Última hora
This content is not available in your region

La nueva actitud talibán con el pueblo afgano: ¿farsa o realidad?

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges  & Euronews en español
euronews_icons_loading
La nueva actitud talibán con el pueblo afgano: ¿farsa o realidad?
Derechos de autor  Rahmat Gul/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras Occidente sigue buscando la mejor manera de afrontar la actual situación en Afganistán, Kabul va volviendo poco a poco a una aparente normalidad, según relatan algunos testigos.

Fazel Qazizai es un periodista afgano que lleva años cubriendo la información referente a los talibanes. Qazizai confiesa desde la capital afgana que "al principio, cuando los talibanes entraron en Kabul, a la gente le entró el pánico. No sabían cómo les tratarían, así que tenían razón en estar preocupados. Pero poco a poco la situación se ha ido normalizando. Los talibanes son amables con todo el mundo".

Tanto es así, que Fazel asegura que las escenas que tuvieron lugar poco después de que los yihadistas tomara la capital fueron extrañas incluso para él: "La gente se hacía selfis con ellos. Charlaban con los talibanes, e intentaban hacer bromas y divertirse con ellos", relata nuestro entrevistado, que añade que, en su opinión "esa es la nueva estrategia de los talibanes: no acosar ni molestar con ningún asunto".

Pero con la mayoría de las oficinas de servicios públicos, bancos o el principal mercado de divisas aún cerrados, la vida aquí dista mucho de ser normal.

"Cuando los bancos están cerrados, el cambio del dólar es bastante elevado: ahora un dólar cuesta más de 90 afganis. "Y eso tiene un impacto directo en la comida, en la gasolina, el aceite y otras cosas".

Lee: Pakistán niega haber apoyado a los talibanes en la toma de poder en Afganistán

El depuesto presidente de Afganistán está en Emiratos Árabes Unidos

Una "estrategia" diferente

Fazel Qazizai reconoce que con la llegada de los talibanes pensó seriemante en abandonar junto a su familia el país. Pero, por el momento, se queda.

"La preocupación que tenía Occidente era la misma que teníamos en Kabul antes de que llegaran los talibanes", confiesa el periodista. A mi me preocupaba una guerra brutal, un trato injusto de los talibanes, o cómo estos podían comenzar a perseguir a la gente. Nosotros incluso teniamos decidido a dónde acudir como refugiados. Así que sí, todas las preocupaciones que tenía Occidente, las teníamos nosotros", reconoce Fazel.

"Pero cuando llegaron los talibanes lo hicieron con una estrategia totalmente diferente", continúa explicando, "lo cuál es una buena noticia, para nosotros y para el mundo en general, aunque no estoy seguro de que esta estrategia se mantenga mucho más tiempo. Desde luego si se mantiene más tiempo o incluso para siempre, sería una gran noticia para todos. Pero si es sólo una táctica para ganarse los corazones y las mentes de los afganos y una vez se estabilice todo vuelven a cambiar, eso será malo. Yo hablo de lo que veo hoy por hoy", concluye.

Lo cierto es que son muchos los afganos que creen que los talibanes tal vez han cambiado en la forma, pero no en el fondo, por lo que realmente temen por sus vidas bajo el mando de los fundamentalistas.

Este miércoles, cientos de personas seguían haciendo cola frente a la embajada francesa, buscando desesperadamente una salida a una realidad de la que, simple y llanamente, no se fían.