This content is not available in your region

El este de Sudáfrica está en alerta máxima por las inundaciones, que se han cobrado casi 400 vidas

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
Unos niños caminan por una carretera dañada en un asentamiento informal en Durban, Sudáfrica, el jueves 14 de abril de 2022.
Unos niños caminan por una carretera dañada en un asentamiento informal en Durban, Sudáfrica, el jueves 14 de abril de 2022.   -   Derechos de autor  STR/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

La magnitud de las trágicas inundaciones que azotaron el este de Sudáfrica a principios de semana ha aflorado en toda su crudeza. 

El número oficial de víctimas ha aumentado este viernes a casi 400 muertos, al menos 55 desaparecidos y más de 40 000 desplazados... Más de 4 000 soldados y policías participan en las labores de búsqueda.

AP/Satellite image ©2022 Maxar Technologies
Esta imagen de satélite proporcionada por Maxar Technologies muestra atascos y contenedores de transporte desparramados tras las inundaciones, Durban, Sudáfrica, 14/4/2022AP/Satellite image ©2022 Maxar Technologies

La peor parte se la ha llevado la región de Durban. Como podemos ver en estas imágenes de satélite, muchas infraestructuras se han deteriorado.

Mientras miles de personas hacen largas colas para conseguir agua potable, los funcionarios municipales y los voluntarios intentan limpiar las playas de todos los escombros que han dejado las inundaciones. Las autoridades están en alerta máxima, ya que se esperan más lluvias en la región.

"Hemos recibido del Servicio Meteorológico de Sudáfrica indicaciones de que podrían producirse más lluvias en amplias zonas de la provincia (de KwaZulu-Natal)", declaró el consejero provincial de Gobierno Cooperativo y Asuntos Tradicionales, Sipho Hlomuka.

"Según el aviso que hemos recibido, se prevén vientos dañinos en zonas de la costa desde el mediodía de hoy hasta la noche del sábado" así como "lluvias torrenciales", agregó Hlomuka.