This content is not available in your region

Las luces y sombras de Luiz Inácio 'Lula' da Silva, "el político más famoso del mundo entero"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Luiz Inácio Lula da Silva durante la campaña electoral
Luiz Inácio Lula da Silva durante la campaña electoral   -   Derechos de autor  Andre Penner/AP   -  

De lo más alto del poder al infierno en menos de una década...

Luiz Inácio "Lula" da Silva transformó la imagen exterior de Brasil a comienzos del siglo XXI. Fue considerado el político más popular del planeta en 2009 por el entonces presidente estadounidense Barack Obama.

Dos condenas por corrupción

Pero años más tarde su estrella pareció apagarse tras ser declarado culpable en dos casos de corrupción, por los que fue condenado a ocho y 17 años de prisión respectivamente. En total, pasó 580 días en la cárcel entre 2018 y 2019.

La llegada al poder

Treinta años antes, en 1989 el fundador del Partido de los Trabajadores fue candidato en las primeras elecciones presidenciales directas, tras 29 años de dictadura. Pero perdió en la segunda vuelta. Probó suerte otra vez en 1994 y 1998. Pero no lo consiguió.

Las puertas del Palacio del Planalto se abrieron finalmente en 2002 a este antiguo obrero metalúrgico y dirigente sindical. Su llegada al poder fue saludada por muchos mandatarios de izquierdas, que no se perdieron la ceremonia de toma de posesión.

Avances sociales y proyección internacional

Su legislatura estuvo marcada por avances sociales, el aumento del salario mínimo y el primer programa de bienestar social de la historia de Brasil.

Pero en 2005 estalló el primer escándalo de corrupción, conocido como el "Mensalão". Una trama para desviar fondos para comprar votos en el congreso.

A pesar de ello, Luís Inácio "Lula" da Silva fue reelegido al año siguiente por otros cuatro años.

En su segundo mandato tuvieron mucho peso las relaciones internacionales: Brasil entró en el G20, formado por las 20 economías más grandes del planeta. Supuso la formalización de los BRICS, el grupo de países emergentes en el que también estaban Rusia, La India y China.

Además, Brasil fue el país elegido para la organización de dos grandes eventos deportivos internacionales: el mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

Meses de cárcel

En 2010 Lula participó en la exitosa campaña electoral de Dilma Roussef. Pero la condena dictada por el juez Sérgio Moro en 2017 lo apartó de la carrera presidencial en la que tenía previsto participar al año siguiente.

En 2021 el Tribunal Supremo anuló la sentencia por irregularidades en el procedimiento y le reintegró sus derechos políticos.

Ahora promete reactivar la economía brasileña, creando empleo con obra pública y promoviendo el consumo con programas de redistribución de la renta. A sus 78 años, fuerza y motivación parecen no faltarle para enderar el rumbo del país más grande de Iberoamérica.