EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Científicos brasileños desarrollan la primera vacuna contra la adicción a la cocaína

Investigadores brasileños están desarrollando una vacuna para tratar la adicción a la cocaína y a su potente derivado, el crack.
Investigadores brasileños están desarrollando una vacuna para tratar la adicción a la cocaína y a su potente derivado, el crack. Derechos de autor AFP
Derechos de autor AFP
Por Euronews and AFP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La vacuna está diseñada para ayudar a producir anticuerpos anticocaína en el organismo de una persona que sea químicamente dependiente de esta sustancia.

PUBLICIDAD

Científicos brasileños han anunciado una vacuna innovadora para tratar la adicción a la cocaína y a su potente derivado, el crack.

Denominado "Calixcoca", el tratamiento, que ha dado resultados prometedores en ensayos con animales, desencadena una respuesta inmunitaria que impide que la cocaína y el crack lleguen al cerebro. En pocas palabras, la vacuna impediría que los adictos se colocaran con la droga.

Los investigadores que participan en el proyecto esperan que ayude a los consumidores a romper el ciclo de la adicción.

Según Frederico Garcia, psiquiatra y coordinador del proyecto en la Universidad Federal de Minas Gerais (Brasil), si el tratamiento obtiene la aprobación reglamentaria, sería la primera vez que se trata la adicción a la cocaína con una vacuna.

La semana pasada, el proyecto obtuvo el máximo galardón, dotado con 500.000 euros, en los Premios Euro Health a la Innovación en Medicina Latinoamericana, patrocinados por la empresa farmacéutica Eurofarma.

La vacuna actúa provocando que el sistema inmunitario de los pacientes produzca anticuerpos que se unen a las moléculas de cocaína en el torrente sanguíneo, haciéndolas demasiado grandes para pasar al sistema mesolímbico del cerebro, o "centro de recompensa", donde la droga estimula normalmente altos niveles de dopamina inductora del placer.

Se han llevado a cabo estudios similares en Estados Unidos, el mayor consumidor de cocaína del mundo según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Pero estos esfuerzos se estancaron cuando los ensayos clínicos no demostraron resultados suficientes, entre otras razones, dijo García.

Hasta ahora, Calixcoca ha demostrado su eficacia en ensayos con animales, produciendo niveles significativos de anticuerpos contra la cocaína y pocos efectos secundarios.

Los investigadores también descubrieron que protegía a los fetos de rata contra la cocaína, lo que sugiere que podría utilizarse en humanos para proteger a los fetos de las embarazadas.

La vacuna está a punto de entrar en la fase final de los ensayos: las pruebas en humanos.

No es la panacea

Según García, Calixcoca podría cambiar el tratamiento de las adicciones.

"No hay ningún tratamiento específico registrado para la adicción a la cocaína y al crack. Actualmente utilizamos una combinación de asesoramiento psicológico, asistencia social y rehabilitación, cuando es necesario", afirma.

García cree que Calixcoca podría añadir una herramienta importante a ese régimen al ayudar a los pacientes en etapas críticas de la recuperación, como cuando salen de rehabilitación.

La vacuna se fabrica con compuestos químicos diseñados en el laboratorio, en lugar de ingredientes biológicos, lo que significa que su producción sería menos costosa que la de muchas vacunas y no tendría que almacenarse a bajas temperaturas.

PUBLICIDAD

Aun así, García advierte de que no será una "panacea" que pueda administrarse a cualquiera.

El grupo destinatario exacto dependerá del resultado de los ensayos clínicos, pero en teoría está pensado para adictos en recuperación "que han dejado (la cocaína) y quieren seguir así", afirma.

El objetivo es cambiar lo que García califica de "triste estadística".

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE.UU., uno de cada cuatro consumidores habituales de cocaína se vuelve adicto.

PUBLICIDAD

Y sólo uno de cada cuatro adictos consigue dejarlo tras cinco años de tratamiento.

Dado lo que está en juego, la expectación en torno a la vacuna es enorme. Más de 3.000 personas se han puesto en contacto con el equipo de García para participar voluntariamente en los ensayos clínicos.

Para saber más sobre esta historia, vea el vídeo en el reproductor multimedia de arriba.

Editor de vídeo • Aisling Ní Chúláin

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una empresa francesa diseña la primera bicicleta eléctrica que no necesita batería

Desde su fabricación hasta las emisiones a lo largo de su vida útil, ¿son los vehículos eléctricos más ecológicos que los de gasolina o diésel?

El éxito de la fecundación in vitro desciende un 38% con la exposición a la contaminación atmosférica, según un estudio