This content is not available in your region

Un sabor típico de la historia de Dubái: comida tradicional emiratí en Al Fanar

euronews_icons_loading
Un sabor típico de la historia de Dubái: comida tradicional emiratí en Al Fanar
Derechos de autor  euronews   -   Credit: Dubai
Por Sarah Hedley Hymers & Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Hashem Al Marzouki soñaba con servir la historia emiratí en un plato. Su sueño se hizo realidad cuando su primer restaurante Al Fanar abrió en Dubái en 2011. Desde entonces, su marca familiar ha crecido hasta llegar a contar con nueve sucursales, desde Dubái hasta Londres, contribuyendo a la globalización de la cocina emiratí.

Las sucursales están diseñadas como mini museos. La última sucursal, Al Fanar Seafood Market, situada junto al pintoresco estanque de Al Barsha Park, se ha inspirado en Al Jazirat Al Hamra, un pueblo insular emiratí abandonado en la década de 1960. Las viviendas de coral de Al Jazirat Al Hamra, que se desmoronan, los muebles desechados y las lámparas de queroseno oxidadas conservan una imagen de la vida antes del petróleo, al igual que los menús de Al Fanar conservan las recetas de aquella época.

El hijo de Hashem, Sohail Al Marzouqi, director de operaciones de la cadena de restaurantes, está orgulloso de su negocio familiar y del papel que desempeña en la conservación del pasado.

"Queríamos recrear un pueblo antiguo como Fisherman's Village en la isla de Alhambra, en Ras al Jaima", señala Sohail, explicando el diseño del restaurante. "Incorporamos muchos detalles que los objetos y las paredes de coral solían tener en su día. Representa los años sesenta del pasado siglo. En los años sesenta fue cuando cambiaron los tiempos, cuando descubrimos el petróleo. Fue entonces cuando todo el país se desarrolló. Pero, así es como vivía la gente entonces y así eran sus casas".

El menú de Al Fanar es, igualmente, representativo de la época; cuenta con muchas de las recetas suministradas por la abuela de Sohail. Entre los platos característicos figuran el machboos samak, arroz sazonado con pescado frito, y postres tradicionales, como las bolas de masa fritas llamadas legaimat y el asidat al tamor o pudin de dátiles.

Comer con la mano, usando solamente la derecha, es una tradición. Y, en el mercado de marisco Al Fanar, los comedores privados ofrecen la oportunidad de sentarse al estilo emiratí, sobre cojines, en torno a una mesa baja. "La comida principal se sirve en el suelo sobre una especie de tapete y nos sentamos alrededor, en cojines, en el suelo", explica Sohail. "Luego, para disfrutar del postre, nos trasladamos a otra sala", añade.

Los dátiles tienen un papel protagonista en los postres de Oriente Medio. Desde el asidat al tamor, hecho con pulpa de dátil y harina, hasta el legaimat, bolas de masa rociadas con jarabe de dátil. El rico dulzor del fruto de la palmera local es un sabor determinante.

El mercado de mariscos de Al Fanar también vende una selección de dulces tradicionales occidentales de los años sesenta y setenta, productos que recuerdan a una época de importación de dulces de otros países. La bebida británica con sabor a bayas Vimto, fabricada por primera vez en la ciudad inglesa de Mánchester en 1908, es otro de los productos populares de la ‘tienda de golosinas’ del restaurante. Además, es un regalo tradicional que se comparte entre las familias durante la celebración del Ramadán.