El lodo y el agua son rejuvenecedores en los destinos más escondidos de Azerbaiyán

El lodo y el agua son rejuvenecedores en los destinos más escondidos de Azerbaiyán
Derechos de autor  euronews
This content is not available in your region
Por Monica Pinna

El bienestar en Azerbaiyán viene acompañado de diversión y aventura. Desde la capital, Bakú, nos sumergiremos literalmente en algunos de los paisajes más peculiares e inesperados. Probaremos el frío y el calor. Pasaremos de un desierto a frondosos bosques; del lodo al agua...

Azerbaiyán alberga la mayor concentración de volcanes de lodo del mundo, con más de 300 repartidos por todo el país.  A una hora en coche desde Bakú, se encuentra el Parque Nacional de Gobustán, que reúne algunos de estos volcanes en un escenario postapocalíptico.

"En Azerbaiyán podemos encontrar todo tipo de volcanes de lodo: activos, inactivos, subterráneos, submarinos, insulares o liberar petróleo activamente", explica Sabina Kazimova, geóloga del centro de estudios sísmicos.

Los volcanes de lodo proporcionan una valiosa información sobre los procesos que tienen lugar en el subsuelo. Los geólogos los ven como plataformas de perforación exploratoria gratuitas.

"Cuando un volcán de lodo entra en erupción, se liberan gases. En un 80% es metano, pero también hay dióxido de carbono, hidrógeno y nitrógeno", añade Kazimova. "El lodo volcánico está saturado con más de 90 minerales, hay un gran número de sustancias orgánicas, sales minerales, elementos químicos".

Del lodo volcánico a las aguas termales

Desde Gobustán nos dirigimos al sur subtropical de Azerbaiyán. Nuestro próximo destino es el frondoso bosque de las aguas termales de Masalli.

Isti-su significa "agua caliente". Y toda esta región está salpicada de fuentes de agua caliente. 

"Aquí el agua contiene potasio, calcio, yodo, bromo y otros elementos. Se utiliza para tratamientos. Puede ayudar a disminuir la tensión abdominal, fortalecer los huesos, tratar las articulaciones, los riñones y curar quemaduras", cuenta Allahrayov Qardashali, propietario de un retiro Isti-su. 

Cubierta de vapor, el agua sale de fuentes a una temperatura de 90 grados y viene de muy lejos, de una profundidad entre 90 y 250 kilómetros.