EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Brasil sigue buscando supervivientes del accidente minero registrado el jueves en el sureste del país

Brasil sigue buscando supervivientes del accidente minero registrado el jueves en el sureste del país
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los equipos de rescate brasileños siguen buscando a posibles supervivientes de uno de los peores accidentes mineros del país. Al menos dos personas

PUBLICIDAD

Los equipos de rescate brasileños siguen buscando a posibles supervivientes de uno de los peores accidentes mineros del país.

Al menos dos personas han muerto y 28 permanecen desaparecidas tras la ruptura el pasado jueves de los diques de dos depósitos usados en un complejo de la empresa Sanmarco, en el municipio de Mariana, en el estado de Minas Gerais.

Un alud de lodo y residuos minerales arrasó siete poblados, dejando cerca de 2.200 damnificados.

La familia da Silva ha tenido que abandonar su casa en Bento Rodrigues, uno de los pueblos más afectados por el vertido. Desde el jueves duermen en este hotel. “Escuché que decían: corred, corred que la presa ha estallado. Todo el mundo estaba muy nervioso y empezamos a correr. Dejamos nuestras mochilas y un autobús nos llevó a una iglesia que está en la colina”, recuerda Livia da Silva.

La empresa Sanmarco asegura que el lodo, que ha sepultado casas y campos de cultivo, no es tóxico para el ser humano.

Un vertido de siete millones de metros cúbicos de residuos minerales, en su mayoría de sílice, y 55 millones de metros cúblicos de agua que, según el gobernador de Minas Gerais, ha provocado “el mayor desastre ambiental” vivido en este estado minero.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

NO COMMENT: Las inundaciones en Brasil dejan al menos 100 muertos

NO COMMENT: Lula visita Rio Grande do Sul tras las inundaciones que han dejado al menos 60 muertos

Al menos 55 muertos y 70.000 desplazados por las terribles inundaciones de Brasil