Última hora

Última hora

Tony Blair: "Los británicos tienen derecho a opinar sobre el acuerdo final del brexit"

Leyendo ahora:

Tony Blair: "Los británicos tienen derecho a opinar sobre el acuerdo final del brexit"

Tony Blair: "Los británicos tienen derecho a opinar sobre el acuerdo final del brexit"
Tamaño de texto Aa Aa

El ex primer ministro británico, Tony Blair, ha viajado a Bruselas con una idea en mente: todavía es posible cambiar el curso del “brexit” o incluso detenerlo.
Euronews lo ha entrevistado.

TESAARCILLA, PERIODISTAEURONEWS
-Sr. Blair, bienvenido a Euronews.
¿Cuán efectivo cree que puede ser su discurso sobre el “brexit”? ¿Es una utopía o responde a algo que nosotros no sabemos?

TONYBLAIR, EX PRIMERMINISTRO BRITÁNICO
-A medida que avanza el debate, cada vez resulta más claro que al gobierno británico le va resultar muy dificil obtener una votación en el parlamento sobre cualquier forma de “brexit”. Así pues va ha tener que elegir entre un “brexit” que nos mantenga cerca de Europa, sabiendo que eso implicará cumplir con muchas de las reglas de la Unión; o bien se alejará de esas reglas, lo que nos permitirá seguir con las nuestras, pero implicará perder nuestro acceso al mercado europeo, y eso nos perjudicará económicamente. Y este dilema es cada vez más evidente en Gran Bretaña y está remodelando el debate.

-¿Qué pretende exactamente? Cuándo habla de un segundo referéndum, ¿es un sí o no al “brexit”?¿O es un sí al Brexit, pero se puede votar sobre el acuerdo?

-Es importante dejar claro que no se puede repetir el referéndum. Pero se puede hacer que los británicos tengan derecho a opinar sobre el acuerdo final. Es algo sobre lo que todavía no se han pronunciado. El Parlamento va a ser el primero en evalurarlo. Pero al Parlamento le va a resultar difícil llegar a un acuerdo y, si no consigue, habrá que dejar que la gente tome la decisión final.

-Usted es una figura controvertida. ¿No cree que su participación en el debate sobre el “brexit” refuerza la determinación de los que votaron por irse, de aquellos que culpan a la llamada “élite liberal” de “vender el país? ¿Es usted consciente del impacto contraproducente que puede tener su discurso?

-Todos los que participan en el debate sobre el “brexit” crean controversia. Y no estoy de acuerdo con la idea de que todas las élites liberales están a favor de seguir en Europa y toda la gente normal, en contra. 16 millones de personas en Gran Bretaña votaron por quedarse, y no todos formar parte de la élite. Y las personas que controlan los medios de derechas en Reino Unido no son precisamente gente común y corriente. Así pues hay élites y gente normal en ambos bandos.

-El proyecto de acuerdo de la UE pretende evitar una frontera dura entre las dos Irlandas, manteniendo a Irlanda del Norte en la Unión Aduanera. Y eso ha enfurecido a Theresa May. Pero seguramente esta idea es de su agrado porque implica que Irlanda del Norte queda fuera del “brexit”.

-El problema de Irlanda del Norte es una metáfora del problema de la negociación en su conjunto. Lo cierto es que no se puede dejar a Irlanda del Norte dentro de la Unión Aduanera y al resto del Reino Unido fuera. Eso cambiaría sus relaciones. Por otro lado, si se deja a Irlanda del Norte fuera de la Unión Aduanera, se crea una frontera dura con la República de Irlanda. Y esto es simplemente un ejemplo del dilema central de esta negociación. Si Gran Bretaña quiere preservar su economía y comerciar sin fricciones con el resto de Europa, tiene que formar parte del Mercado Único. Y lo que el gobierno británico pretende es salvaguardar un comercio sin fricciones, pero sin cumplir con las reglas del Mercado Único. Y Europa nunca va a aceptar esto.

-Algunos consideran insostenible el Acuerdo del Viernes Santo, en cuya gestación usted desempeñó un papel clave. ¿Podríamos regresar a los tiempos oscuros?

-Estoy muy disgustado porque están planteando esta idea en el contexto del “brexit”. Seamos claros, hay una única razón por la que dicen que el Acuerdo de Viernes Santo ya no funciona o es insostenible. Por supuesto podría ser enmendado, pero lo hacen porque todo lo que se interpone en el camino de “brexit” les molesta. Están dispuestos a defender el “brexit” incluso si eso significa poner en peligro la paz en Irlanda del Norte. Es una actitud totalmente irresponsable.

-Durante su estancia en Bruselas ha pedido a la Unión Europea que ayude a detener el “brexit” haciendo reformas en Europa. La UE podría decir, bien, hagamos reformas, pero una vez más insistirá en que Reino Unido, no puede elegir a la carta. Así que volvemos al punto de partida.

-Creo que se pueden identificar muy claramente las reformas que los europeos defienden en toda Europa. En primer lugar, en el ámbito de la inmigración,
Reino Unido no es el único país preocupado. Observe las elecciones en Italia, las reformas de Macron en Francia, las recientes elecciones alemanas. La inmigración es un gran problema en toda Europa. Mire lo que está sucediendo en Hungría y en Polonia. Hay un conjunto de reformas que podrían proponerse a nivel europeo y en interés de Europa.
Y estas propuestas podrían también ayudar a lidiar con las angustias de Reino Unido en materia de inmigración. Porque es una cuestion que no sólo crea ansiedad entre los ciudadanos Gran Bretaña.