EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

El barco de «Proactiva Open Arms» sigue retenido en Sicilia

El barco de «Proactiva Open Arms» sigue retenido en Sicilia
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La ONG española podría ser acusada de asociación criminal para fomentar la inmigración ilegal, un delito castigado con penas de reclusión de cuatro a doce años.

PUBLICIDAD

El barco de la ONG española Proactiva Open Arms sigue retenido en Sicilia.

La organización rescató el sábado a 218 inmigrantes a 70 millas de Libia. La fiscalía de Catania, les acusa de violar la ley y los acuerdos internacionales al llevar a los inmigrantes a Italia y no entregarlos a las autoridades libias.

Para el fundador de la ONG, Oscar Camps, entregarlos a Libia equivaldría a una devolución en caliente, lo que contraviene el Estatuto de los Refugiados de la ONU: “Hicimos la intervención en el mar y, una vez rescatados, pusimos rumbo al norte, hacia Italia, como hacemos siempre, e Italia no nos permitió la entrada” y obligó a que España tuviera que solicitar la entrada del barco a un puerto italiano. Nos trasladaron a un protocolo que no se había usado nunca”, ha lamentado, por lo que tuvieron que contactar con el Ministerio de Asuntos Exteriores español y explicar que tenían una situación grave a bordo para que realizara el trámite".

Los delitos de los que podrían ser acusados, asociación criminal para fomentar la inmigración ilegal con el agravante de obtener beneficio de ello, están castigados con penas de cuatro a doce años de cárcel.

En el 2017 tres mil inmigrantes se ahogaron en el Mediterráneo. En lo que va de año, otros 400 han corrido la misma suerte.

.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El barco de Proactiva Open Arms vuelve a zarpar

Cientos de inmigrantes procedentes de Libia rescatados en el Mediterráneo

Cientos de evacuados tras un seísmo de magnitud 4,4 grados en la escala de Richter cerca de Nápoles