Última hora

Última hora

La Policía entra en la Universidad de Costa Rica para detener a estudiantes

Leyendo ahora:

La Policía entra en la Universidad de Costa Rica para detener a estudiantes

La Policía entra en la Universidad de Costa Rica para detener a estudiantes
@ Copyright :
REUTERS/Juan Carlos Ulate
Tamaño de texto Aa Aa

Policías de la Fuerza Pública ingresaron la noche de este miércoles a las instalaciones de la estatal Universidad de Costa Rica (UCR) para detener estudiantes que habían bloqueado una calle en San José, en el marco de una huelga contra la reforma tributaria que estudia el Congreso.

El rector de la UCR, Henning Jensen, dijo en la emisora Radio Universidad que los policías ingresaron de manera "abusiva" a las instalaciones y causaron daños en la facultad de arquitectura, donde detuvieron y golpearon a una cantidad de estudiantes no precisada.

"De ninguna manera se debe ingresar a un recinto educativo como el de la Universidad de Costa Rica que goza de autonomía y es un espacio donde todos nos dedicamos a la transmisión del conocimiento", afirmó Jensen, quien pidió la liberación de los estudiantes detenidos y una disculpa pública del Gobierno.

REUTERS/Juan Carlos Ulate

Esto ocurrió luego de que un grupo estudiantes universitarios bloqueara una vía importante del este de San José cercana a la Universidad, y luego se refugiaran en la sede universitaria ante la acción de la policía para despejar la carretera.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, anunció en sus redes sociales que investigará las acciones de la policía, pues la UCR goza de autonomía y la policía tiene limitado su acceso al lugar.

"He recibido reportes del ingreso de policías al campus de la Universidad de Costa Rica luego de una persecución. He instruido para que se investigue lo sucedido para establecer responsabilidades. No permitiremos violaciones a la autonomía universitaria", expresó el presidente Alvarado.

El mandatario informó que conversó con el rector de la UCR, con quien acordó reunirse mañana jueves en la Casa Presidencial con el fin de analizar lo sucedido y "fortalecer el diálogo".

Esta situación se presenta durante el tercer día de una huelga indefinida convocada por los sindicatos del sector público para rechazar una reforma tributaria que estudia el Congreso.

Este miércoles miles de trabajadores marcharon por el centro de San José y hubo algunos amagos de violencia cuando manifestantes intentaron ingresar por la fuerza a los alrededores del Congreso, pero la policía no se los permitió y detuvo a seis personas por alterar el orden.

REUTERS/Juan Carlos Ulate

El presidente Alvarado ha condenado cualquier acto de violencia y ha llamado a los sindicatos al diálogo con la condición de que depongan la huelga.

Los grupos sindicales rechazan la reforma tributaria, ya que consideran que afectará en mayor medida a las clases medias y bajas, y particularmente a los trabajadores estatales, debido a que contiene reducciones en pluses salariales.

La reforma llamada Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, tiene como principal iniciativa la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento a un impuesto de valor agregado (IVA), con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios por gravar.

Según el Gobierno, el 60 por ciento del dinero que se recaudará con la reforma recaerá en el 10 por ciento de la población con mayores ingresos.

El proyecto también incluye la renta global y modificaciones al impuesto sobre la renta y la renta de capital, así como iniciativas para contener gastos.

El Gobierno ha dicho que el déficit fiscal proyectado al 7,1 por ciento del PIB en 2018 y la deuda que superará el 50 por ciento del PIB, son las dos grandes amenazas para causar una crisis económica.

REUTERS/Juan Carlos Ulate