Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Recta final para la sucesión de Merkel

Recta final para la sucesión de Merkel
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La suerte está echada para la sucesión de Angela Merkel al frente de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Annegret Kramp-Karrenbauer, Friedrich Merz y Jens Spahn son los tres aspirantes que han quemado sus últimos cartuchos ante los militantes en Berlín. A una semana para que los delegados al congreso federal del partido, que tendrá lugar en Hamburgo, decidan quién es su nuevo líder, Kramp-Karrenbauer, es la favorita.

Ella representa la continuidad frente al cambio del exjefe del grupo parlamentario como señala el militante Sebastian Knöckel: "Friedrich Merz tenía, bien hace tiempo, pero todavía ha mostrado que es dinámico, apuesta por el cambio con propuestas creativas y una visión global. Además propugna una reforma, reformas económicas que siempre hemos querido poner en marcha pero que nunca había sido posible (con Merkel)".

"Kramp-Karrenbauer es, por supuesto, mi favorita absoluta. La he seguido en varias intervenciones, pienso que tiene las ideas muy claras para el futuro. Tiene un proyecto para Alemania, y realmente no creo que este sea el caso de Merz. No ha sido muy activo en los últimos quince años. Creo y espero que Kramp-Karrenbauer gane", explica la militante Anna Dentler.

La política migratoria es el gran caballo de batalla. Tanto Merz como Spahn, que representan a los sectores más conservadores del partido, apuestan por un grio restrictivo frente a la política de Merkel.

Jona Kallgren, euronews:
El discurso de Friedrich Merz ha recibido los mayores aplausos. Parece que tiene un gran apoyo entre las bases de la CDU aquí en Berlín. Aunque no serán los militantes quienes elijan a su nuevo líder sino los 1.001 delegados al congreso del partido en Hamburgo. Y su voto podría no coincidir con el de los militantes.