Última hora

Última hora

Exclusiva: hablan las familias de refugiados atrapadas 20 años en una base militar de Chipre

Leyendo ahora:

Exclusiva: hablan las familias de refugiados atrapadas 20 años en una base militar de Chipre

Exclusiva: hablan las familias de refugiados atrapadas 20 años en una base militar de Chipre
@ Copyright :
Emmanuel Araya
Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de familias de refugiados que permanecieron atrapadas durante dos décadas en una base militar británica en Chipre han obtenido la residencia permanente en el Reino Unido.

Las seis familias formaban parte de un grupo de 75 personas que huyeron de Etiopía, Irak, Sudán y Siria en octubre de 1998, emprendiendo el peligroso viaje a través del Mediterráneo desde el Líbano con la esperanza de llegar a Italia.

Pero el grupo nunca llegó a su destino. Su barco de pesca hizo aguas durante el viaje y se hundió frente a las costas de las zonas de soberanía británicas (SBA por sus siglas en inglés) en Chipre.

"Nunca aconsejaré hacer ese viaje", dijo Tag Bashir, padre de una de las familias que escapó de la guerra sudanesa, en declaraciones a Euronews. Pero "si no hubiera hecho ese viaje, ya estaría muerto a causa de la guerra. El barco se rompió y fuimos rescatados por la base británica de Akrotiri. Nos sentimos felices porque fuimos salvados".

Después de su rescate, los cabezas de las seis familias, incluido Bashir, fueron detenidos durante largos períodos de tiempo, pero los seis fueron finalmente liberados cuando fueron reconocidos legalmente como refugiados.

Llegaron a Chipre de milagro

Reconstruir sus vidas tras el horror de vivir en el limbo

En las casi dos décadas siguientes, las familias se vieron obligadas a reconstruir sus vidas en un limbo legal en la zona de soberanía británica, mientras el Gobierno del Reino Unido negaba repetidamente su responsabilidad, y no se respetaron sus derechos como refugiados.

El Reino Unido argumentaba que los derechos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 no abarcaban la zona de soberanía británica de Chipre.

"No fue fácil comenzar una vida en la base", dice Bashir. "Era una batalla que teníamos que librar."

"Fue aterrador, frustrante y todos estábamos enojados", agregó.

Las condiciones de vida eran aún desastrosas. En un informe publicado en mayo de 2017 la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que había estado "seriamente preocupada durante mucho tiempo por la difícil y precaria situación de este grupo de refugiados. Las SBAs son bases militares y no están diseñadas para habitarlas permanentemente, por lo que los refugiados tienen un acceso limitado a servicios como la educación y el cuidado de la salud..."

Citando una evaluación psicológica de 2013, ACNUR dijo haber documentado "las consecuencias adversas de dejar a estos refugiados y solicitantes de asilo en esta situación durante tanto tiempo".

El hijo de Bashir, Emmanuel, de 18 años, nacido en Akrotiri y criado en la base, describió a Euronews que estar "atrapado en un limbo" era la peor parte de vivir en la SBA.

Estás "atrapado en un lugar en el que no puedes ir hacia atrás o hacia adelante, siendo incapaz de ser quien decide tu propio futuro simplemente porque está siendo restringido. Vivir con ese pensamiento te sofoca día a día." Además cuenta a euronews que su padre era un "hombre ausente" a pesar de que la familia estaba atrapada en un espacio tan reducido.

Associated Press
Tag Bashir en la vivienda que ocupaba en la baseAssociated Press

Batalla legal y residencia en el Reino Unido

En 2014, la entonces ministra del Interior británica Theresa May se negó a admitir a las familias en el Reino Unido, aunque la decisión fue declarada ilegal por el Tribunal de Apelaciones en 2017.

Poco más de un año después, a las familias se les concedió finalmente un permiso indefinido para entrar en el Reino Unido.

"Sólo queremos agradecer a todos los que han trabajado tan duro para ayudarnos a escapar de esta pesadilla de 20 años", dijo Bashir en una declaración publicada por sus abogados. "No puedo expresar lo felices que están nuestras familias de tener la oportunidad de venir al Reino Unido y empezar nuestras vidas de nuevo."

La abogada Tessa Gregory, que se había hecho cargo del caso de las familias, dijo que estaban "encantados de que el actual Ministro del Interior haya elegido la opción más humana" al concederles la residencia. "Los jefes de estas seis familias de refugiados que llegaron a una base del ejército británico en 1998 huían de las terribles condiciones de sus propios países. En lugar de ser acogidos en el Reino Unido como refugiados, han sido abandonados en el limbo durante veinte años, criando a sus familias en viviendas precarias, llenas de mortal amianto y sin identidad oficial".

Esperanzas para el futuro

En su conversación con Euronews, Tag Bashir dijo que, si bien podría echar de mens el clima chipriota, estaba entusiasmado por establecer su vida como debe ser. "Estamos muy contentos por nuestros hijos, tienen un futuro más brillante al no quedarse en esta situación", comentó.

Emmanuel dijo a Euronews que le interesan el arte y la música, y que por fin podrá perseguir sus sueños de hace tantos años después de que se le concediera la residencia. "Las esperanzas que tengo para el futuro son realmente brillantes, los tengo desde que cumplí los 13 años, quería estudiar, aprender más y explorar lugares. No ser juzgado por los papeles que tengo y los que no tengo es un alivio. Al final todos somos humanos La muerte no discrimina, y la vida tampoco", añadió.

En cuanto al futuro de las familias, el portavoz del ACNUR, Matthew Saltmarsh, dijo que ahora se están tomando las medidas necesarias para encontrar "la mejor manera de ayudar a estas personas a integrarse en el Reino Unido y reconstruir sus vidas".

Por el momento Emmanuel ha puesto en venta algunos objetos a través de Facebook, mientras prepara el viaje. Una guitarra eléctrica, un monopatín, una mesa de DJ y algunas piezas de automóvil.

Publiée par EmmaNuel Araya sur Lundi 3 décembre 2018