Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La pobreza y la exclusión social ganan terreno en la Unión Europea

La pobreza y la exclusión social ganan terreno en la Unión Europea
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

José y Eeva-Marie forman parte de los 113 millones de personas en riesgo de pobreza en la Unión Europea. Una cifra que equivales al 22,5% de la población comunitaria.

Han sido invitados al Parlamento Europeo para ofrecer su testimonio.

"Yo estaba viviendo en Costa Rica y tuve que volver a España urgentemente porque mi hermano se puso enfermo; de hecho falleció poco después de mi llegada. Tuve que esperar un año de permanencia en España para poder empezar a pedir ayudas", explica José Maria De Léon Civera, un desempleado español. Y denuncia que hay "trabajadores pobres, es decir gente que trabaja, que tiene su salario, y no llega a final de mes."

Precisamente, los trabajadores que a pesar de tener un salario están en riesgo de exclusión social representan ya el 9,6% de la población de la UE.

Eeva-Marie Greluka, que es investigadora universitaria a tiempo parcial, denuncia el aumento de la desigualdad en su país. "En Finlandia, la gente rica se beneficia de exoneraciones fiscales y al mismo tiempo las prestaciones para la gente pobre están disminuyendo", afirma Greluka. "En mi caso, fueron mis amigos y familiares los que me ayudaron a evitar problemas más graves como perder mis créditos".

Sus testimonios forman parte del informe realizado que ha realizado la Red Europea de Lucha contra la Pobreza. En él se explican sus principales causas: salarios bajos, contratos precarios, dificultad para acceder a la vivienda y precios en aumento para la energía, la alimentación y la salud.

Según Sian Jones, Coordinadora Política del informe, "en este momento, la UE está trabajando a favor de los mercados, pero no para las personas", dice. "Necesitamos tener justicia fiscal, necesitamos sistemas de redistribución que permitan invertir en el estado del bienestar y la creación de empleos de calidad".

La pobreza en la UE es todavía un 4% más alta que antes de la crisis de 2008.