Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora
El Salvador: ¿Quién es el exalcalde milenial Nayib Bukele y qué retos tendrá que afrontar?
Derechos de autor
REUTERS/Jose Cabezas

El Salvador: ¿Quién es el exalcalde milenial Nayib Bukele y qué retos tendrá que afrontar?

  • La futura Presidencia del “pulgarcito de América” deberá plantear desde el corazón de Centroamérica cómo frenar las lacras regionales: la epidémica violencia, la fuga de habitantes y la corrupción.

  • Es la primera vez, desde los Acuerdos de Paz de 1992, que los partidos dominantes podrían perder el liderazgo del país, a favor de un joven candidato "sin ideología" y ávido usuario de las redes sociales.

Hace tres años, el periódico inglés The Guardian bautizaba al entonces alcalde de San Salvador Nayib Bukele como “el alcalde milenial” porque se enfrentaba a una de las ciudades más violentas del mundo con una gestión efectiva de las redes sociales y un plan de gentrificación sin precedentes para expulsar a las pandillas del centro.

En una nación doblegada a la sangrienta ley de las maras, proponer revitalizar la vida cultural con alternativas al crimen para los jóvenes como el hip-hop o el patinaje llamó la atención internacional.

El próximo domingo 3 de febrero, la estrella emergente de la política de El Salvador puede subir un escalón más y ganar la la primera ronda de las elecciones presidenciales, según las encuestas. Unos comicios determinantes, tanto a nivel local como regional.

Estrategia milenial, ideología incierta

REUTERS/Jose Cabezas

Con 37 años y de origen palestino, Bukele podría convertirse en el presidente más joven de la historia reciente del país bajo la bandera del partido de derecha Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

El exalcalde conecta con “la clase media urbana y los jóvenes”, según el analista político salvadoreño Salvador Samayoa entrevistado por Euronews, porque el imaginario público le considera un actor nuevo, alejado de las élites y ajeno a la corrupción de los partidos que tradicionalmente se han alternado en el poder, el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

"El Diario de Hoy dice que los mayores de 40 años decidirán la elección", escribe Bukele en Instagram. "Eso es lo que ellos quieren, que los jóvenes no voten, que no participen en política, porque creen que así se mantendrán los mismos de siempre en el poder".

Teléfono en mano, Bukele ha puesto la lucha contra la corrupción como bandera de su campaña electoral. Por ejemplo, publicando un vídeo en el que viste una camiseta con el hashtag #DevuelvanLoRobado.

Es, precisamente, su intensa actividad en las redes sociales la que le ha acercado al electorado de menor edad. Desde fotos de mítines hasta una ecografía de su bebé, cualquier evento de su día a día tiene cabida en sus perfiles.

Ver esta publicación en Instagram

Toma de Año Nuevo #2: Trabajo en equipo ??

Una publicación compartida de Nayib Bukele (@nayibbukele) el

Tan importante es su audiencia milenial que prefirió no acudir a un debate presidencial y organizar su propia transmisión paralela en Facebook para presentar su plan de Gobierno. Una decisión muy censurada, porque anunció que era en vivo y luego se descubrió que era un vídeo grabado con anterioridad.

Pero sus críticos no solo le achacan el falso directo, sino evitar confrontar a sus contrincantes por falta de ideas políticas. “Sabe que hay un desgaste de la izquierda y de la derecha y dice ‘yo no tengo ideología’, y eso lo convierte en una virtud, eso le funciona”, señala Samayoa.

REUTERS/Jose Cabezas
Un votante de Bukele muestra unas imágenes del candidato durante un mítin en San Salvador, El Salvador.REUTERS/Jose Cabezas

"Bukele es un mito"

¿A la derecha o a la izquierda? Esta es la gran incógnita de la candidatura de Bukele. Expulsado del partido de izquierda FMLN con el que llegó a la alcaldía, se presenta con un partido que tiene propuestas cercanas a la ultraderecha.

Miembros de GANA, partido fundado en 2010, han apoyado el endurecimiento de la seguridad carcelaria, situación que la ONU considera "inhumana", la pena de muerte, el paramilitarismo para combatir a las pandillas y se oponen frontalmente a la despenalización del aborto. La posición de Bukele en la mayoría de estos asuntos no es clara, a pesar de que ha dicho estar en favor del aborto si la vida de la madre está en riesgo, un tema de plena actualidad en el país.

Lee | Absuelta la salvadoreña acusada de intentar abortar tras años de violaciones

"Bukele es un mito. Es astuto. Él sabe que en el momento en que comience a pronunciarse sobre cualquier cosa la mitad va a estar de acuerdo y la mitad no", critica Samayoa, explicando que es por esta razón que evita debatir con los otros candidatos.

Hijo del imán de una mezquita de El Salvador, su religión ha sido uno de los temas que han salido a relucir en la guerra de fake news en las redes que, como en otras elecciones en todo el mundo, ha ensuciado el camino a las urnas.

"Con esta campaña electoral, nos damos cuenta que no somos ajenos a este fenómeno universal de utilizar las fake news para favorizar a un candidato u otro. Todos los candidatos tienen un aparato de noticias falsas o tendenciosas", explica a Euronews Jaime Garcia Oriani, analista político salvadoreño.

Para algunos medios salvadoreños, por ejemplo, fotografías de Bukele rezando en una mezquita hacen noticia.

Para que un candidato gane la primera ronda tiene que conseguir más del 50% de los votos, un porcentaje difícilmente alcanzable. Por lo que la guerra sucia en Internet se puede prolongar aún hasta el 10 de marzo, cuando se celebre la segunda vuelta electoral. Y, lo más preocupante, la violencia en las calles.

Las maras también hacen campaña

Cada día, un promedio de 9 personas son asesinadas en El Salvador. Una violencia que se ha intensificado en las primeras semanas de 2019 con un aumento del 3% de los homicidios. Las autoridades denuncian que es un acto de fuerza de las pandillas para influir en los comicios y en sus candidatos.

Las pandillas Mara Salvatrucha-13 y Barrio 18 nacieron en comunidades salvadoreñas de refugiados residentes en Estados Unidos, que habían huido de la guerra civil en El Salvador (1980-1992), y volvieron al país de sus padres deportados por el Gobierno estadounidense.

Desde entonces, los distintos presidentes salvadoreños han fracasado en combatirlas. Controlan territorios, amenazando a negocios y habitantes que se ven obligados a seguir sus reglas y a pagar sus "impuestos". Los más valientes, o a los que no les queda otra opción, se enfrentan a consecuencias que muchas veces les cuestan la vida.

"La extorsión además tiene un efecto económico muy grande porque en una economía pequeña como la nuestra, el 70% de la economía la mueve las pequeñas y las medianas empresas, no es el gran capital", explica Samayoa. "Y de esos pequeños emprendimientos muchos no llegan a abrirse, lo consideran. Otros han tenido que cerrar. Las pandillas los extorsionan y no hay rentabilidad posible”.

Sus tentáculos alcanzan las elecciones. Pueden impedir que los ciudadanos vayan a votar a zonas controladas por la mara contraria. Un problema que ha incidido en elecciones anteriores y que Samayoa espera se solucione con la reciente introducción del voto residencial, por el que la gente puede votar solo unas calles más allá de su casa.

A su juicio, uno de los candidatos que más claramente se ha pronunciado sobre las maras es Carlos Calleja, empresario que busca gobernar El Salvador con el partido de derecha ARENA y principal rival de Bukele.

“No deja claro cómo resolverlo, porque sería un riesgo electoral altísimo decir que puede buscar una forma de acabar con este problema que incluya en alguna forma, método o instancia, hablar con los líderes de las pandillas”, explica el experto.

Según este analista, Bukele no ha hecho ninguna propuesta concreta al respecto. Esto podría influir en las elecciones: "Si las pandillas creen que [...] no les va a aplicar la mano dura como lo ha hecho el Gobierno del FMLN [...] aunque Bukele no tenga plan, le pueden dar una inyección de votos en los barrios populares de San Salvador”.

Cuna de caravanas de migrantes

REUTERS/Jose Cabezas
Un hombre sujeta un mapa de los albergues de migrantes en El Salvador.REUTERS/Jose Cabezas

Tanto El Salvador como sus vecinos de Honduras y Guatemala, se han convertido en punto de partida de las caravanas de personas que atraviesan América Central con el objetivo de empezar una nueva vida en Estados Unidos, huyendo de la violencia y la pobreza.

El pasado mes de octubre, la Administración de Trump cortó las ayudas a los tres países centroamericanos por ser incapaces de evitar el flujo de migración que emprendió el viaje hasta su frontera sur. El nuevo Gobierno de El Salvador tendrá que afrontar tanto la fuga de habitantes como los embistes estadounidenses.

“No hay una manera de impedir que salgan del país. Nadie le puede obligar a una persona que no agarre y pueda salir", dice Samayoa. "El único antídoto para la migración es que podamos tener de manera sostenida por los próximos 15 años unas tasas de inversión y de crecimiento de la economía y de empleo que le diera a la población una perspectiva diferente”.

Un argumento con el que están de acuerdo todos los candidatos. “Estas caravanas son el resultado de décadas enteras de malos gobiernos y de mala gestión de nuestros recursos”, asegura Bukele.

Que el suyo vaya a ser mejor, por ahora es un espejismo, "ni de izquierda, ni de derecha", viralizado.