Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Un futuro con control aéreo virtual en Europa

Un futuro con control aéreo virtual en Europa
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El número de vuelos en los cielos europeos está aumentando constantemente. El tráfico aéreo crecerá en más del 50% en los próximos diez años. Pero, ¿cómo gestionar tal sobrecarga de actividades y garantizar la seguridad y la comodidad de los pasajeros? La revolución de la gestión del tráfico aéreo ya ha comenzado.

Las herramientas y estrategias de la Administración de Tránsito Aéreo (ATM) en Europa deben mejorarse, ya que las instalaciones y procedimientos actuales no serán aptos para enfrentar el próximo escenario. Una gran transformación tecnológica está en marcha y cambiará completamente los modelos anteriores.

Las innovaciones que ha realizado el proyecto de investigación europeo SESAR, un programa de investigación de la gestión de tráfico aéreo en un solo cielo europeo, están abriendo un escenario completamente nuevo que incluye, por ejemplo, una nueva forma de gestionar los vuelos en los diferentes sectores del cielo, e incluso torres de control digital, que pueden manejar el tráfico de forma remota, como ésta que se ha probado en la sede de HungarianControl, cerca del aeropuerto de Budapest.

La primera torre operada a distancia del mundo está en el aeropuerto de Örnsköldsvik, Suecia, controlada desde las instalaciones de control de tráfico aéreo de Sundsvall, a más de 150 kilómetros de distancia, y abrió sus puertas en 2015. Otras torres similares inspiradas en la investigación de SESAR se utilizan en aeropuertos como los de Budapest y Londres.

Csaba Gergely, asesor de Hungarocontrol, explica: "Digitalizamos la observación visual directa del controlador y, a través de las cámaras, podemos seguir mejor los objetivos que debe monitorear el controlador. Las cámaras fijas y móviles pueden rastrear automáticamente los movimientos de los aviones y vehículos terrestres".

En este centro de simulación, los pilotos 'virtuales' están probando los nuevos conceptos de gestión del tráfico. Hoy en día, el espacio aéreo está dividido en varios sectores, y cada controlador supervisa una parte del cielo. En el futuro, los controladores monitorearán algunos aviones durante su trayecto completo y los pilotos no se verán limitados por los cambios al cruzar una frontera nacional.

Olivia Nunez, del proyecto SESAR, asegura que el objetivo de la simulación es investigar cómo encontrar una forma diferente de mejorar la gestión del tráfico aéreo para no tener que dividir el cielo en varios sectores cada vez más pequeños debido al aumento del tráfico para no sobrecargar a los controladores. "De esta manera, todos los controladores pueden funcionar en un gran espacio aéreo común, que, en este caso, es el espacio aéreo húngaro".

En este sumulador varios especialistas están llevando a cabo una investigación con un grupo de controladores añereos para comprender con mayor precisión la respuesta y adaptación de los usuarios finales. "Desde mi punto de vista, una de las mayores ventajas de este concepto es que nuestro trabajo no excede la cantidad que es imposible de manejar y no se encuentra en un nivel en el que se pueda perder la concentración", asegura el controlador aéreo de Hungarocontrol Peter Szabo.

Se espera que la implementación del programa Sesar genere una serie de impactos directos en la industria del transporte aéreo y el medio ambiente, desde la reducción de los costes de gestión hasta la reducción de las emisiones de CO2 (hasta un 10% menos). Los pasajeros también disfrutarían de menos retrasos y conexiones perdidas. Hay que tener en cuenta que ahora en los meses de verano, hasta el 10% de los vuelos en Europa se retrasan debido al control del tráfico aéreo.

Csaba Gergely cree que gracias a estas innovaciones "vamos a aumentar la seguridad de los vuelos, ya que los controladores de tránsito aéreo tendrán más detalles e información visual más exacta. Gracias a estas tecnologías, los aeropuertos más pequeños podrán unirse a la red de aeropuertos europeos. Todo esto significa más posibilidades de vuelos en términos de movilidad y conectividad para los pasajeros".

El proceso de modernización está despegando progresivamente en toda Europa. Su despliegue completo se espera entre ahora y 2024.