Última hora

Última hora

Zidane: "Estoy muy feliz de volver a casa"

Zidane: "Estoy muy feliz de volver a casa"
Derechos de autor
REUTERS/Susana Vera
Tamaño de texto Aa Aa

"Estoy muy feliz de volver a casa". Así anunciaba su retorno al Real Madrid Zinédine Zidane, nueve meses después de su dimisión. El francés sustituye al argentino Santiago Solari, tras una mala racha de resultados. Su reto: lograr clasificarse para la Champions.

"Yo sé que es un día especial para todos y estoy muy feliz. Lo más importante es eso. Yo creo que como decía el presi, estoy muy feliz de volver a casa", decía Zidane, en rueda de prensa.

"Quiero ser claro. Cuando me fui, era el momento de irme, tras dos años y medio, y todo lo que pasó, de todos modos el vestuario necesitaba eso", señalaba.

"La decisión en ese momento era esa. Y yo creía que era buena. Hoy, hace nueve meses que estoy parado y tengo ganas de retomar. Porque he tenido propuestas para retomar... Podría haberme ido a otro sitio. No tengo ganas de irme a otro sitio. Tengo ganas de retomar aquí. Y ahora habrá que terminar bien la temporada y, sobre todo, preparar la próxima y eso se hace con lo que queda de esta temporada", aseguraba Zidane.

Entusiasmo entre la afición blanca

Los aficionados han recibido la noticia con entusiasmo.

"Me acabo de enterar. Bueno, pues me parece muy bien. Me parece bien. Es un entrenador que dio muy buen resultado en el pasado, un gran jugador de fútbol y, probablemente, vaya a dar buen resultado", declaraba Manuel Serrano, aficionado del Real Madrid.

"Pues, bueno, salvar los muebles... Con que se clasifique para la Champions, que es lo que se puede esperar ya... Lo importante es que tenga tiempo, que se planifique, para el año que viene empezar ya óptimamente desde el principio", apuntaba Fernando Bernard, aficionado merengue.

"Creo que es una buena decisión, porque Mourinho no era la mejor opción, porque no tiene buenas relaciones con el equipo", señalaba Patrick, seguidor del Real Madrid, originario de Polonia.

Los malos resultados de las últimas semanas han dejado a los merengues fuera de la Champions y de la Copa del Rey, y casi sin opciones en la Liga.