Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Baselworld, la feria de relojería de lujo de Basilea, se reinventa

Baselworld, la feria de relojería de lujo de Basilea, se reinventa
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Cada primavera desde 1917 en la localidad suiza de Basilea se celebra Baselworld. Los mejores relojes de lujo junto con alta joyería y diamantes y gemas sueltos se exhiben en este centro de exposiciones diseñado por la firma de arquitectura suiza Herzog & de Meuron.

Una nueva era

Tras superar algunos obstáculos, este año promete ser el comienzo de una nueva era para la feria, como nos ha contado su flamante director general Michel Loris-Melikoff:

"Nos hemos quedado con los logros, los puntos positivos de Baselworld... Por supuesto, continuamos trabajando en eso. Pero para mí ha sido muy importante comenzar esta transformación. Creo que de forma general todos los salones deben reinventarse, la digitalización nos concierne a todos. Todo el mundo usa su teléfono móvil para comprar, para reservar un taxi, para realizar transacciones bancarias y también revoluciona el sector de las ferias y exposiciones".

El desarrollo digital y las decisiones tomadas por algunas marcas han cambiado las reglas del juego en Baselworld. Se reúnen aquí más de 500 expositores que, año tras año, intentan también reinventarse.

"Es verdad que hemos vivido un poco una revolución con el reloj inteligente, el reloj conectado", reconoce Ricardo Guadalupe, presidente de Hublot. "Y es verdad que hoy en día un reloj no tiene por qué ser importante solo para dar la hora. Hoy debemos reinventarnos, la relojería suiza es una relojería artística. De hecho lo que hacemos son obras de arte".

Pero el gran desafío para Baselworld, que cerrará sus puertas el próximo día 26, llegará en 2020. Cuando la muestra de Basilea se celebre inmediatamente después de otra feria icónica, el SIHH de Ginebra para permitir a prensa y comerciales asistir a ambos eventos.