Última hora

Última hora

El Memorial de Auschwitz pide a sus visitantes que no practiquen equilibrismo por respeto

El antiguo campo de concentración Auschwitz II-Birkenau en Polonia.
El antiguo campo de concentración Auschwitz II-Birkenau en Polonia. -
Derechos de autor
Reuters/ Kacper Pempel
Tamaño de texto Aa Aa

Parece insólito pero ante la reiterativa de algunos visitantes de tomarse fotos jugando en las vías ferroviarias del antiguo campo de concentración y exterminación Auschwitz II-Birkenau, El equipo de comunicación del Memorial ha tenido que hacer un llamado de atención:

"Cuando vengas al Museo de Auschwitz recuerda que estás en el sitio donde más de un millón de personas fueron asesinadas. Respeta su memoria. Hay mejores lugares para aprender a caminar en una viga de equilibrio que el sitio que simboliza la deportación de cientos de miles de personas a su muerte", se lee en la cuenta oficial de Twitter.

Cuenta oficial del Memorial de Auschwitz

El tuit recibió más de 6 mil likes al momento de su publicación.

Auschwitz, se encuentra en la ciudad polaca de Oświęcim y es un complejo formado por 3 diferentes campos. Auschwitz II-Birkenau es el más conocido por albergar las cámaras de gas que cobraron la vida de adultos y niños capturados por los alemanes nazis, durante la Segunda Guerra Mundial.

Era común que los prisioneros que no eran enviados a los campos de trabajo o escogidos para ser utilizados para la experimentación médica, fueran dirigidos directamente a las cámaras de gas a bordo del tren que funcionaba en estos rieles.

"Fotografías en el Museo de Auschwitz no serán prohibidas. Sin embargo, pedimos a los visitantes que se comporten con respeto, también al tomar fotografías", aclaró el Museo.

¿En qué nos hemos convertido? ¿Para qué molestarse en ir a Auschwitz si te vas a comportar como si estuvieras en un parque de diversiones? Como ustedes dicen: está allí, piensa y almacena el significado de esta experiencia para siempre en tu corazón y mente.

Los usuarios de las redes sociales respondieron que estaban sorprendidos de que los visitantes publicaran tales fotos.

Lo que se considera un comportamiento apropiado en los monumentos conmemorativos del Holocausto ha sido objeto de debate en el pasado.

En 2017, el escritor satírico y ciudadano alemán Shahak Shapira editó unas fotos que la gente había tomado en el monumento al Holocausto de Berlín y las yuxtapuso con las imagenes originales de los campos de exterminio. Shapira es de origen israelí.