Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La complicada relación del Reino Unido con la Unión Europea: ¿Crónica de un divorcio anunciado?

La complicada relación del Reino Unido con la Unión Europea: ¿Crónica de un divorcio anunciado?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Desde los inicios, la historia del Reino Unido en la Unión Europea es turbulenta: una relación de tímidos pasos hacia adelante y clamorosos pasos hacia atrás.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los países europeos retoman progresivamente sus intercambios comerciales con la urgencia de dinamizar una economía golpeada por el conflicto pese a que los resentimientos y la desconfianza no se habían aún diluido.

En 1961, bajo el mandato del primer ministro Harold Macmillan, el Reino Unido presenta su candidatura del país para ingresar en la Comunidad Económica Europea (CEE).

Dos años más tarde, De Gaulle explicó en una rueda de prensa que su decisión se basaba en la naturaleza y la estructura única del Reino Unido que diferían "profundamente de las de los continentales", además de nutrirse esencialmente de sus colonias y no de la práctica agrícola local.

"¿Cómo podemos garantizar que el Reino Unido, tal como vive, produce e intercambia, se incorpore al Mercado Común tal como fue diseñado y tal como funciona?", preguntó De Gaulle quien en 1967 rechazaría nuevamente la petición del país insular.

A pesar de la oposición del general galo, los británicos son aceptados en 1973 bajo ciertas condiciones que marcarían las relaciones definitivamente con el bloque, entre las que se destacan la negativa a integrar el espacio Schengen y adoptar el euro como moneda.

En 1976, los británicos son llamados a las urnas para una primera votación sobre permanecer o no en la UE. El referéndum dio por vencedora a la opción de la continuidad con un 67% de los votos a favor.

Desde entonces, la Unión Europea ha sido blanco de escepticismo y una guerra mediática en el Reino Unido, lo que ha propiciado la polarización y quizás confusión en sus habitantes sobre el rol de su Gobierno en la organización continental.

¿Por qué Reino Unido no entró nunca en la eurozona?

Fue decisión del ex primer ministro Gordon Brown, entonces ministro de Economía, que el Reino Unido no se adhiriera a la eurozona. "La decisión se ha tomado pensando en el interés nacional", explicó entonces.

Brown justificó entonces su postura en que la economía británica no estaba preparada para adoptar el euro.

"La primera vez que expresé mis dudas sobre la entrada de Reino Unido, me quedé prácticamente solo en el Gabinete", explicó en una entrevista para la BBC. "De hecho, estaba dispuesto a dimitir como Canciller (ministro de Economía) si no era capaz de convencer a mis colegas de los graves riesgos de que nos incorporáramos inmediatamente a la eurozona".

En su decisión, pesó el denominado "miércoles negro", el 16 de septiembre de 1992, cuando el Gobierno británico se vio forzado a retirar a la libra del Mecanismo Europeo de Cambio, después de que esta se desplomara.

Lee | Historia de una inmigrante: la rumana que huye de la hostilidad del Brexit

¿Eres un extranjero residente en el Reino Unido que está pensando en marcharse por culpa del Brexit? Queremos saber tu historia. Contacto: marta.rodriguez@euronews.com

Ahora euronews en español, también en WhatsApp y Messenger. Para más detalles, sigue este enlace.