Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

División y cansancio en el Reino Unido ante el Brexit

División y cansancio en el Reino Unido ante el Brexit
Tamaño de texto Aa Aa

Muchos están a favor. Y otros tantos, en contra. El Brexit divide a los ciudadanos en el Reino Unido. Fiel reflejo de la situación es el sentir de los habitantes de Stratford-upon-Avon, localidad natal del 'genio de las letras', William Shakespeare. Los británicos hacen cábalas para tratar de imaginar qué ocurriría si el proceso de salida de la Unión Europea quedara estancado.

"Saldría a relucir la cólera subyacente en la población. El asunto no quedaría resuelto. La situación no concluiría y la herida permanecería abierta. Sería una especie de herida interna y profunda que sangraría lentamente", declara Molly Giles, concejala del Partido Conservador).

Quienes apoyan el Brexit ven en Theresa May a la 'gran culpable' de la situación de incertidumbre que se vive en el Reino Unido.

"Creo que nos han utilizado como ejemplo para demostrar qué es lo que le puede ocurrir a una nación si trata de alejarse. Creo que la señora May ha sido muy débil. Considero que la combinación de ambos aspectos ha causado muchos problemas", afirma Jeanette Field, ciudadana que está a favor del Brexit.

Los habitantes de Stratford-upon-Avon que no apoyan la salida del Reino Unido de la Unión Europea, pretenden continuar con su labor si no se logran las condiciones que consideran óptimas.

"Si los británicos terminan por abandonar la Unión Europea, especialmente si se van sin un acuerdo, continuaremos con nuestra misión. En nuestro grupo hay una voluntad real, una verdadera pasión, por seguir con la campaña a favor de lo que creemos que es la dirección correcta para el país", señala Jonathan Baker, ciudadano que se opone al Brexit.

Como en muchos otros lugares, en la localidad inglesa la división entre los habitantes y el escaso margen entre posturas, son palpables. El 52 % de la población apoyó el Brexit. Hoy, continúa la división pero todos se muestran de acuerdo en algo: están cansados del tema.