Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El Parlamento británico rechaza por tercera vez consecutiva el acuerdo de Brexit de Theresa May

El Parlamento británico rechaza por tercera vez consecutiva el acuerdo de Brexit de Theresa May
Derechos de autor
Reuters TV via REUTERS
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Este 29 de marzo de 2019 iba a pasar a la historia como el día en que el Reino Unido abandonaba la Unión Europea. Sin embargo, La Cámara de los Comunes ha votado y rechazado por tercera vez consecutiva el acuerdo de Brexit de la primera ministra Theresa May. En dos ocasiones anteriores, el 15 de enero y el 12 de marzo, los diputados británicos ya tumbaron el acuerdo.

"Creo que todos los miembros de esta Cámara deberían lamentar profundamente que, una vez más, no hayamos podido apoyar la salida ordenada de la Unión Europea", dijo May tras conocerse el resultado de la votación. "Las implicaciones de la decisión de la Cámara son graves".

Para que el texto pudiera ser votado una tercera vez, May tuvo que salvar dos obstáculos: uno jurídico y otro político, ya que el Presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, había advertido de que a priori no se puede someter a voto un texto que ya ha sido rechazado.

May también prometió presentar su dimisión si los diputados respaldaban su acuerdo.

Si el Parlamento hubiera aprobado el acuerdo, habría una prórroga del Brexit aprobada por el bloque comunitario para el 22 de mayo. Pero, como no ha sido así, los diputados británicos ahora tienen hasta el 12 de abril para proponer un plan alternativo.

Mientras que May ha sugerido que el Reino Unido tendrá que participar en las elecciones europeas, el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk dice que la reunión de los gobiernos de la UE tendrá lugar el 10 de abril.

Este viernes los parlamentarios solamente votan el acuerdo del "divorcio" entre Londres y Bruselas, un periodo de transición hasta 2020, y no la declaración política que acompaña al texto y que hace referencia a las futuras relaciones del Reino Unido con la UE tras el Brexit.