Última hora

Última hora

#RoadTrip Día 39: El Silicon Valley europeo está en Rumanía

#RoadTrip Día 39: El Silicon Valley europeo está en Rumanía
Tamaño de texto Aa Aa

Está empapada de historia pero es receptiva a todas las novedades de la tecnología. La ciudad rumana de Cluj-Napoca está considerada el Silicon Valley europeo. Hemos venido a ver cómo se ha convertido en referente en tecnología de la información, un auténtico imán para jóvenes trabajadores, que de otra forma tendrían que irse al extranjero.

Estamos en Nordlogic que lleva en el negocio trece años trabajando con clientes en Europa y fuera del continente. La plantilla está formada por más de 50 personas, gracias al talento de dos universidades de la ciudad, especialistas en software de tecnologías de la información.

Adrian tiene 28 años y es uno de los trabajadores. Estudio en Cluj y no tiene ninguna nostalgia. El trabajo y el sueldo son incentivos suficientes: "Ganamos lo mismo, casi lo mismo, que en cualquier otro lugar de la UE o de otros países. Tal vez para otros sectores es un poco diferente, pero para las tecnologías de la información es casi lo mismo. En algún momento estaba pensando en irme, pero ahora todo va bien aquí en Cluj, todo el mundo, incluso de otros países están viniendo aquí para trabajar en tecnologías de la información y me encanta estar aquí. Es como mi hogar."

Hay más de setecientas start-ups de tecnologías de la información en Cluj gracias a un ecosistema fértil impulsado por la inversión extranjera. Reino Unido y Estados Unido son grandes clientes de esta empresa. Pero, ¿se trata de conseguir mano de obra barata? Ciprian Sorlea es el jefe de Tecnología de Nordlogic y que cree que "definitivamente no, probablemente eso era hace 20 o 15 años, pero creo que Rumanía y especialmente Cluj empezaron a convertirse en un centro de excelencia para muchas empresas. Se reconoce el talento y el valor que podemos aportar a los proyectos, la forma en la que pensamos, de manera crítica y creativa para cumplir con nuestros proyectos. Creo que también las barreras lingüísticas son menores en nuestro país. Mucha gente, y especialmente en Cluj, habla inglés, por lo que pueden acceder a mejores clientes y oportunidades del extranjero."

Esta empresa está satisfecha de estar en la Unión Europea, lo que facilita el comercio más allá de sus fronteras a pesar del limitado apoyo del Gobierno rumano. También se ha beneficiado de algunos fondos comunitarios. Ciprian dice que Rumanía necesita aprovechar al máximo formar parte de los 28. “Creo que es importante que las cosas que se deciden y las oportunidades que hay estén llegando a nuestro país y que entendamos exactamente cómo aprovecharlas. Porque a nivel de la Unión Europea creo que no tengo razones para creer que el desarrollo no vaya en la dirección correcta y todo lo que tenemos que hacer es averiguar dónde está, cuál es nuestro lugar en esa dirección y dónde encajamos", explica Sorlea.

Nos dirigimos ahora a Hungría donde está previsto que Gabor muestre cómo la crisis migratoria ha afectado a la mentalidad de la Hungría rural, iremos a una zona rural cerca de la frontera, para que loa agricultores nos expliquen cómo ha ocurrido todo.