Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Ya no están condenados a entenderse

Ya no están condenados a entenderse
Derechos de autor
Susana Vera
Tamaño de texto Aa Aa

El pulso entre Ciudadanos y Vox amenaza los pactos de las tres derechas en España. La presión del sector progresista de la formación naranja y las reticencias de los liberales europeos, han hecho que Albert Rivera mantenga su negativa a entrar en gobiernos junto al partido ultraderechista de Santiago Abascal, aunque acepta sus votos para gobernar junto al PP. Mientras, en un serio gesto de advertencia, Vox rechazó el lunes los presupuestos presentados por el PPy Ciudadanos en Andalucía. Pero los naranjas no ceden y este lunes su dirección aprobó que el PP será su socio preferente, pero no exclusivo.

José Manuel Villegas, Secretario General de Ciudadanos: "El socio preferente de Ciudadanos en cualquier negociación, allá donde se pueda, será el PP. Allá donde no se puedan llegar a acuerdos con el PP se pueden intentar excepcionalmente con el PSOE y no vamos a entrar a negociar gobiernos a tres en los que puedan entrar Vox, Podemos o los nacionalistas."

Con el plan B de Rivera, dispuesto a romper excepcionalmente el cordón sanitario con los socialistas, las tres derechas ya no están obligadas a entenderse para que Ciudadanos sea juez y parte en los gobiernos de hasta tres comunidades autónomas y la alcaldía de Madrid, donde sin Vox, PP y los naranjas no alcanzarían la mayoría. De momento, para evitar las consecuencias de este giro a la izquierda de la formación naranja, los populares han decidido negociar, territorio a territorio, con Ciudadanos y Vox por separado.